FMI y Caputo, telón de fondo de una nueva Ministerial del G20

Economía

El próximo fin de semana se llevará a cabo la tercera reunión de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales. Será la primera visita de Christine Lagarde al país tras el acuerdo con el Fondo, y el debut de Luis Caputo en el foro como titular del Banco Central.

En apenas tres meses el dólar subió de $20 a $ 28. Durante el mismo período, el Gobierno de Mauricio Macri cerró un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y renovó autoridad del Banco Central. En dicho lapso el país fue catalogado como mercado emergente.

Desde la primera Ministerial de Finanzas del G20 (marzo) del año a la tercera, que se desarrollará este fin de semana (la segunda fue en abril, en Washington), los funcionarios y la prensa internacional que visiten el país deberán ponerse al día con los cambios locales en materia económica.

Y es que la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales de los países miembros que se llevará a cabo este sábado y domingo en el Centro de Exposiciones y Convenciones de la Ciudad, se da en un momento de crisis económica admitida por el propio Cambiemos.

"Los primeros dos años del gobierno de Macri han sido asombrosos", dijo en marzo Christine Lagarde al visitar el país en el marco de la primera Ministerial, al tiempo que consideró que el nivel de endeudamiento local no era "un asunto como para preocuparse". Todavía el gobierno argentino no había anunciado públicamente que acudiría al FMI en busca de financiamiento, y que lo haría por un monto de 50.000 millones de dólares.

Hoy, luego de conocerse los requisitos que la entidad le pidió al gobierno argentino, la visita de Lagarde cobra otro significado. Está previsto que la directora del Fondo arribe el jueves al país, y que además de participar de la Ministerial, mantenga encuentros con el Presidente y el Ministro de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne. Ese mismo día, y también el viernes, se llevará a cabo la previa a la cumbre de funcionarios, cuando los deputies del G20 elaboren los documentos sobre los que se trabajará el fin de semana.

Para esta oportunidad, los jefes de delegación se comprometieron a delinear un plan de acción, además de la conferencia de prensa que darán el domingo al cierre del encuentro. Vale recordar que, en las dos primeras instancias de negociación, sólo hubo un breve texto explicando los alcances, en el que predominó una fuerte defensa del multilateralismo como sistema de comercio mundial.

Esta vez el contexto no es el mismo: el canal de Sherpas, donde se tratan los temas no financieros, asegura que ya cuenta al menos con borradores de las recomendaciones que sus miembros harán en la cumbre de líderes a fin de año. Así lo confirmó Pedro Villagra Delgado hace unos días, quien instó a los grupos de afinidad a presentar documentos de trabajo "cortos, legibles, y aplicables". En el canal de Finanzas, en tanto, el trabajo no está tan avanzado.


Foto de familia de la primera Ministerial de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales.

La llamada "foto de familia" de esta tercera Ministerial también será distinta a las anteriores. El evento marcará el debut de Luis Caputo en la cumbre en su nuevo rol de titular del Banco Central, luego de la salida de Federico Sturzenegger en el marco de una escalada del dólar y suba de tasas.

Si se mantiene la lógica de las ministeriales anteriores, y es probable que así suceda, no será la agenda oficial la que domine el encuentro (es decir que poco y nada se dirá sobre los ejes Futuro del Trabajo, Infraestructura para el Desarrollo y Seguridad Alimentaria), sino que las tensiones comerciales entre los gobiernos se volverán a dirimir y el multilateralismo será materia de debate. Todo esto mientras, en paralelo, Argentina aprovecha para ajustar tuercas con el FMI.

Días atrás, la Organización Mundial de Comercio (OMC), publicó su informe periódico de vigilancia sobre el G20, y dio a conocer que los países miembros duplicaron sus medidas restrictivas al comercio, registrándose 39 nuevas iniciativas de esta índole aplicadas entre el 16 de octubre y el 15 de mayo pasado. Ello representa una media de seis decisiones restrictivas por mes.

"Insto a los líderes del G20 a mostrar moderación en la aplicación de nuevas medidas y a reducir urgentemente la situación", pidió Roberto Azevedo, director de la OMC, a los gobernantes. Sin nombrarlo, su misiva estaba dirigida a Donald Trump, quien viene ignorando los principios de la organización en la negociación sobre los diferendos.

En este marco, el vínculo entre los estados evidencia desde hace rato una fractura en torno a las posturas sobre el comercio libre: hasta ahora, la mesa chica de negociación que conforma el G20 ha mostrado consensos y acuerdos para el afuera, pero cada vez menos puntos en común a puertas cerradas.

Dejá tu comentario