Kozack - Cubeddu: llaves técnicas del acuerdo con el FMI

Economía

La comivita argentina que viaja este sábado se encontrará cara a cara con los dos funcionarios del FMI con los que se deberá concluir la faena. Y sobre los que cae la responsabilidad final por parte del Fondo de encontrar el equilibrio exacto entre las exigencias macroeconómicas, financieras, monetarias y fiscales y las reales posibilidades de Argentina de poder cumplir

Ya sin mucho más tiempo para diplomacias o presiones externas hacia el Fondo Monetario Internacional (FMI), tanto desde Argentina como desde los privados acreedores, las negociaciones entre el país y el organismo que maneja Kristalina Georgieva para la firma de un Stand By ingresan en etapa de definiciones. Desde el sábado, y en jornadas que prometen ser maratónicas hasta, al menos, el próximo miércoles, los funcionarios argentinos enviados hacia Washington para definir los aspectos técnicos de la potencial Carta de Intención que se deberá cerrar, teóricamente, antes del viernes 10 y que Martín Guzmán defenderá el 15 de diciembre en el Congreso; se encontrarán cara a cara con los dos funcionarios del FMI con los que se deberá concluir la faena. Y sobre los que cae la responsabilidad final por parte del Fondo de encontrar el equilibrio exacto entre las exigencias macroeconómicas, financieras, monetarias y fiscales y las reales posibilidades de Argentina de poder cumplir con las condiciones, siempre duras y políticamente difíciles de una acuerdo de Facilidades Extendidas.

Del otro lado estarán dos viejos conocidos de la Argentina. Por orden de precedencias del organismo que maneja Georgieva, estos son la directora adjunta para el Hemisferio Occidental Julie Kozack, y el responsable del caso argentino, Luis Cubeddu.

La economista norteamericana y el venezolano comenzarán desde este mismo fin de semana a discutir los términos técnicos de las metas finales, con los enviados argentinos a Washington encabezados por el delegado del país ante el organismo Sergio Chodos. Ambos bandos evaluarán de manera final las condiciones del acuerdo de Facilidades Extendidas relowded. Y para lograr un acuerdo de este tipo, el informe final que Kozack y Cubeddu firmarán y entregarán a la conducción del Fondo, que será la que deberán poner la firma a un paper que luego deberá ser tratado por el board del FMI. Se verá si antes o después del 20 de diciembre, día en que el organismo entra en pausa hasta después de las fiestas de fin de año.

Cubeddu es un viejo conocido del país. Y Kozack, alguien que demostró tener buena sintonía en sus primeros contactos con Buenos Aires.

El venezolano comenzó su vínculo con el país entre 2002 y 2004 cuando fue representante del organismo durante el gobierno de Eduardo Duhalde y la primera etapa del mandato de Néstor Kirchner. Lleva más de 23 años en el organismo con una amplia trayectoria en diversos países. Fue encargado de los programas del organismo con Argentina en el período mencionado, Grecia, Indonesia, México y Ucrania. Desde diciembre del 2019 fue designado, por su paciente experiencia, como el encargado de negociar el futuro del Stand By firmado por Macri, pero con el gobierno de Fernández.

En tanto, Julie Kozack, es, desde que trata el caso argentino, la gran esperanza de comprensión por parte del gobierno. Más allá de la dureza en sus tratos, la norteamericana demostró durante todo el 2021 buena sintonía con funcionarios locales y una voluntad de comunicación fluida con Buenos Aires. Fue en momentos clave la que puso cierta comprensión a la situación local ante el número dos William Okamoto, amenaza permanente de posiciones duras, como la que se verificó en Roma en noviembre pasado. La subdirectora para el Hemisferio Occidental siempre habló además con cierto orgullo que desde hace aproximadamente un año trata el caso argentino, como su misión más importante desde que está en el Fondo. Menciona en su curriculum que fue delegada en Alemania, para luego trabajar en los acuerdos con Polonia, Islandia, Lituania y, fundamentalmente, en Rusia; país sobre el que escribió varios trabajos de investigación. Ahora está concentrada en la situación Argentina, demostrando cierta comprensión sobre la situación económica local y poca voluntad de exigirle al país ajustes políticamente utópicos de aplicar. Es inflexible, sin embargo, en la necesidad de garantizar el camino a un equilibrio fiscal.

Hay un punto que esperanza la presencia de Kozack como una de las cabezas decisorias de la misión. La economista tiene un Phd en la Universidad de Columbia, obtenido entre el 94 y el 99; la misma donde se terminó de formar ideológicamente Martín Guzmán bajo la tutela del premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Por lo que se sabe, Kozack forma parte de la renovación ideológica y conceptual del FMI, a partir de su manera de encontrar soluciones a las crisis financieras y monetarias de los países en desarrollo sin las tutelas y reformas habituales del organismo internacional.

Temas

Dejá tu comentario