Los errores de los economistas argentinos y del FMI

Economía

Un informe de la consultora pxq pone de manifiesto errores de pronósticos entre los años 2016 y 2019. Los errores del pasado llevan a plantear dudas sobre el "pesimismo" que ahora muestran los economistas en el REM.

"Un economista es un experto que sabrá mañana por qué las cosas que predijo ayer no sucedieron hoy", suele ser el chiste con el que se identifica a los profesionales de la economía.

Un informe de la consultora pxq pone de manifiesto estos errores de pronósticos al señalar que entre los años 2016 y 2019 los principales expertos hicieron estimaciones de la inflación y de la cotización del dólar muy por debajo de los datos que finalmente se dieron de acuerdo a los los datos del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

Los errores del pasado llevan a plantear dudas sobre el “pesimismo” que ahora muestran los economistas en el REM. Al respecto, estiman un escenario de importante aceleración de los precios a 3,3% mensual promedio durante el año próximo.

El REM consiste en un seguimiento sistemático de los principales pronósticos macroeconómicos de corto y mediano plazo que habitualmente realizan analistas especializados, locales y extranjeros, sobre la evolución de variables seleccionadas de la economía argentina que recopila el Banco Central. Del relevamiento participan más de medio centenar de consultoras, centros de investigación y entidades financieras.

Las expectativas para los próximos meses son de una aceleración de los precios y del tipo de cambio: la inflación esperada para los próximos 12 meses es de 51,2% y la variación del tipo de cambio para ese mismo período de 47,5%.

Es decir, la media del REM espera que el ritmo actual de variación de los precios no se sostenga (promedio +2,1% mensual en los últimos 6 meses y +28% anualizado) y que el crawling-peg cambiario (+2,6% mensual) se acelere y/o se produzca un salto discreto en el tipo de cambio nominal.

Se interpreta que si bien la variación de los precios estuvo condicionada por la pandemia y los congelamientos de tarifas durante los últimos meses, en un escenario de vuelta a la “normalidad” y descongelamiento es esperable que los precios evolucionen por encima de la dinámica actual.

Así, el REM estima un escenario de importante aceleración de los precios a 3,3% mensual promedio durante 2021.

“El pesimismo observado en el REM actual contrasta con las expectativas de mercado (inflación y dólar) publicadas entre 2016-2019” señala pxq.

Al respecto, puntualiza que “en dicho período, las expectativas de inflación y de evolución del tipo de cambio se ubicaron persistentemente por debajo” de lo que realmente ocurrió.

cuadro.jpg

Las diferencias entre los pronósticos y la realidad se dan sobre todo en materia de tipo de cambio. Así, por citar sólo un ejemplo, en enero de 2019 el REM esperaba que el dólar valiera en diciembre de ese año 48 pesos, cuando la cotización real fue 58. La expectativa de inflación era de 29% y resultó ser 53,8%.

Los equívocos del FMI

Sería injusto circunscribir a los economistas argentinos los errores en los pronósticos. El Fondo Monetario Internacional es el organismo que agrupa a la mayor cantidad de economistas en el mundo. Sin embargo, esto no evitó que cometiera errores de cálculo para la economía argentina.

Así, por ejemplo, y a pesar de que la especialidad del FMI es atender los problemas de balance de pagos, en 2016 preveía que la Argentina tendría un déficit de cuenta corriente de 2 puntos, cuando la cifra real se ubicó en 5%.

Los problemas no son sólo de números, también las recomendaciones. Según el premio Nobel de Economía, Paul Krugman, el FMI avaló políticas económicas que condujeron a la crisis del 2019, las mismas equivocaciones que llevaron a la crisis del 2001”.

En septiembre del 2003, siendo ministro de Economía Roberto Lavagna durante la presidencia de Néstor Kirchner, se refinanciaron vencimientos de deuda de los siguientes tres años con los organismos de crédito por US$ 21.610 millones (de los cuales US$ 12.500 millones correspondían a pagos con el FMI). Para anunciarlo Horst Köhler, en aquel entonces director gerente del Fondo y Lavagna brindaron una conferencia.

Una muestra de los errores de diagnóstico fue la pregunta que esta periodista le formuló, en esa oportunidad, a Kohler con la siguiente introducción.

En su momento, el equipo del FMI hizo un diagnóstico y evaluó que la Argentina caería en una hiperinflación, cuando la inflación se ubicó en el 2002 en 41%. También sostuvieron, que el PBI caería entre un 16% y 20% cuando la realidad fue que cayó 10.9%. A raíz de estos diagnósticos, en su momento el Fondo llegó a aconsejar al gobierno argentino una liberación del mercado de cambios.

La pregunta es: ¿qué tipo de medidas se tomaron en el FMI para rever este tipo de errores de diagnóstico que terminaron aconsejando políticas que luego generaron muchos perjuicios a la Argentina? ¿Qué medidas concretas se tomaron ya que el equipo que evalúa ahora a la Argentina es el mismo que cometió esos errores de diagnóstico?

Kohler aceptó los errores de diagnóstico al tiempo que defendió al equipo de economistas encabezados por el director para el Hemisferio Occidental, John Thorton y Anoop Singh, a cargo del Departamento de Operaciones Especiales del Fondo.

A fines del 2005 el presidente Néstor Kirchner anunció el pago anticipado al FMI de la suma total adeudada de 9.810 millones de dólares. Argentina no volvió a solicitar fondos al organismo hasta el gobierno de Mauricio Macri.

Continuando con los errores de diagnóstico del organismo, el 15 de marzo del 2018 la entonces titular del FMI, Christine Lagarde, afirmó que el objetivo de la visita que estaba realizando al país no era "para negociar ningún tipo de programa, ni tampoco para prestar porque Argentina no lo pidió ni tampoco lo necesita".

Pocos meses después, el entonces presidente Mauricio Macri, golpeó las puertas del FMI para solicitar un préstamo por U$S 50.000 y explicó este pedido al aseverar que “somos de los países del mundo que más necesitamos del financiamiento internacional producto del enorme gasto público que heredamos".

El final de la historia ya se conoce, Argentina tuvo que renegociar su deuda externa con los acreedores privados y ahora comenzará las conversaciones con el Fondo a los efectos de reestructurar la deuda con el organismo.

El FMI justifica sus errores argumentando que “los programas económicos los elaboran los países” pero dichos programas son supervisados y monitoreados por los técnicos del FMI.

Ahorael ministro Martín Guzmán cuando comience a negociar un nuevo acuerdo, también discutirá un programa monetario y fiscal. Se verá cuál será la actitud de los analistas del FMI y la evaluación del Directorio, en un marco en el que resultará difícil disimular los “errores de diagnóstico” en los diferentes acuerdos alcanzados con la Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario