Pronósticos de los economistas: luz amarilla por el acuerdo con el FMI

Economía

Las lentas negociaciones de Argentina con el FMI y el avance de una tercera ola de COVID forman parte de la coyuntura financiera del país, que queda bajo la óptica de analistas y consultoras económicas.

Las lentas negociaciones de Argentina con el FMI y el avance de una tercera ola de COVID forman parte de la coyuntura financiera del país, que queda bajo la óptica de analistas y consultoras económicas.

El Banco Central (BCRA) viene de aumentar su tasa de referencia hasta un 40% anual y dispuso un rediseño general en los instrumentos de política monetaria para reforzar las condiciones de estabilidad macroeconómica.

Mientras tanto, el mercado espera señales también sobre un demorado plan económico "plurianual" frente a presiones cambiarias, falta de reservas en el BCRA, inflación anualizada por arriba del 50%, emisión a favor del Tesoro y un complejo déficit fiscal.

Sencillamente "se está tratando de hacer un acuerdo con el FMI sin el compromiso de hacer un cambio (desde el Gobierno", sostuvo Diego Ferro, economista de M2M Capital. "Si Argentina tuviera un plan económico serio, ya hubiera habido un acuerdo con el Fondo. Al no haber un plan económico, menos aún medidas económicas serias, el Fondo va a tratar que haya un mínimo de ajuste, que el Gobierno en cierto punto lo está implementando pero no lo puede decir", agregó.

"La intención de lograr un equilibrio fiscal recién en 2027 es una mala señal por los bonos en dólares y genera dudas con respecto a poder lograr un acuerdo con el FMI antes de marzo", dijo Roberto Geretto, economista del fondo Fundcorp. "La suba de tasas del BCRA no parece que vaya a cambiar el panorama. No solo porque una tasa del 40% anual sigue estando por debajo de la inflación esperada, sino porque de poco sirve si no es parte un nuevo esquema macro acordado con el FMI", añadió.

"Los bonos cotizan a nivel de 'default', pese a la gran reestructuración de 2020. Se necesita del acuerdo con el FMI, aunque Argentina diga que no quiere hacer un ajuste como se lo requiere", afirmó el economista Gabriel Caamaño.

"El Gobierno se está quedando sin reservas líquidas propias pese a las compras netas por unos 5.000 millones de dólares en 2021 (del BCRA), y los acontecimientos podrían precipitarse ante las incongruencias internas y un contexto internacional que empeoró por el resurgimiento de la pandemia y las alzas esperadas en tasas con menor liquidez ante la suba de inflación global. Así, la situación financiera local se muestra sumamente frágil", sostuvo Roberto Drimer, socio de VatNet Research.

"El FMI sigue siendo la gran tarea pendiente para este nuevo año que recién comienza. Arrancamos el 2022 sin acuerdo y, nuevamente, sin detalles del plan macroeconómico que se prometió por primera vez tras reestructurar la deuda privada en septiembre de 2020", acotó Portfolio Personal Inversiones (PPI).

"El punto en el que Argentina no acuerda con el FMI es en el sendero de reducción del déficit fiscal. El Gobierno plantea llegar a equilibrio fiscal en el año, recién en 2027", dijo el economista Santiago Bulat.

"Hace falta consensuar (...) el acuerdo con el Fondo sería una gran oportunidad", dijo Héctor Torres, exdirector argentino en el FMI.

El alza de tasas es "un paso muy pequeño en un largo camino hacia la normalización monetaria y financiera" del BCRA, dijo Alberto Ramos, analista de Goldman Sachs. "En gran medida, la autoridad monetaria perdió la capacidad de controlar la liquidez interna ante la necesidad de cubrir grandes montos de financiamiento fiscal -monetización del gasto público-", agregó.

Las medidas del BCRA "van en la dirección requerida por el FMI aunque parecen muy moderadas considerando que la inflación parece tener un piso de mediano plazo por encima del 3% mensual", afirmó la consultora Delphos Investment.

El BCRA "avanzó en la creación de una nueva (letra) 'Leliq' a 180 días (...) En términos de tasa efectiva anual (TEA), la actual 'Leliq' de 28 días rinde ahora 48,3% y la de 180 días 48,9%, por lo que el premio por estirar plazo no parece convincente", reportó la correduría Cohen.

"El Tesoro no puede seguir con este nivel de asistencia por parte del banco central, diciembre fue un desquicio en lo monetario. Deberían bajar el gasto y en el mientras tanto elevar la tasa para financiarse en el mercado de deuda y no con la maquinita (de imprimir billetes)", afirmó el analista Christian Buteler.

"El financiamiento monetario de diciembre alcanza el 1,1% del PIB, y es señal de que el déficit de ese mes puede ser el mayor del 2021", pronosticó el agente de liquidación y compensación Neix.

"La brecha cambiaria actual (del 101,4%) aleja a los inversores" de Argentina, dijo el analista Damián Di Pace.

Según el índice de Nivel de Vida de los Trabajadores (INVT) que elabora la Fundación Libertad y Progreso en base a fuentes oficiales, en octubre el poder adquisitivo de los trabajadores aumentó un 1,1% respecto del mes anterior y el 5,4% en comparación a octubre de 2020. Con esto, el INVT acumula su tercer mes consecutivo de suba.

Temas

Dejá tu comentario