¿Quién es Jeffrey Sachs, el misterioso asesor del papa Francisco y de Martín Guzmán por el tema de los sobrecargos?

Economía

El economista fue nombrado miembro de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales. Este fin de semana, en el marco de la Cumbre del G20, se reunión con el ministro y el Presidente.

La semana pasada, el papa Francisco nombró al economista estadounidense Jeffrey Sachs, conocido por su trabajo sobre el desarrollo sostenible y la pobreza, como miembro de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales. Es también un hombre de consulta del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Jeffrey Sachs tiene una posición cercana a la de la Argentina con respecto a los sobrecargos que el Fondo Monetario Internacional (FMI) cobra a los países endeudados. No es extraño entonces que asesore a Guzmán, y mucho menos que este domingo en Roma se haya reunido con el ministro y el presidente Alberto Fernández.

Fue un encuentro fuera de agenda, en el marco de la Cumbre del G20, justo en momentos en que el grupo que nuclea a las economías más grandes del mundo respalda la posición por los sobrecargos. No fue el único. Ya el sábado se vieron Sachs y Guzmán.

La reunión fue informal y analizaron la propuesta del G20 al FMI.

El influyente economista, de 66 años, quien en varias ocasiones ha participado en encuentros y seminarios en el Vaticano, es autor del libro "El fin de la pobreza", que algunos consideraron demasiado optimista por creer posible erradicar la indigencia de la faz de la Tierra.

Sachs, actualmente director del Centro para el Desarrollo Sostenible de la Universidad de Columbia, en Nueva York, fue profesor de la Universidad de Harvard y director del Instituto de la Tierra de la Universidad de Columbia.

Actualmente es presidente de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

En febrero de 2020 participó en un seminario en el Vaticano sobre el tema 'Nuevas formas de solidaridad' y tres años atrás sobre el capitalismo.

La Academia Pontificia de Ciencias Sociales fue fundada por Juan Pablo II en 1994 con el objetivo de promover el estudio y el progreso de las ciencias sociales y proporcionar a la Iglesia elementos para el desarrollo de su doctrina social.

La Academia organiza conferencias y talleres y fomenta la investigación científica.

Dejá tu comentario