Francia rechaza postura de OMC

Economía

Se trata del proyecto de declaración elaborado por Consejo General de la OMC que será tratado el próximo mes en Cancún. El ministro francés de Agricultura, Hervé Gaymard, dijo que París se mostrará "particularmente vigilante sobre el respeto del mandato de negociación confiado por el Consejo a la Comisión" europea. Y exhortó a EEUU a "comprometerse" en la supresión de medidas de apoyo de sus exportaciones agrícolas.

Francia no aceptará en su estado actual el proyecto de declaración ministerial de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC) el próximo mes en Cancún (México), dijo hoy el ministro galo de Agricultura, Hervé Gaymard.

En un discurso ante la Conferencia de los embajadores, Gaymard dijo también que París se mostrará "particularmente vigilante sobre el respeto del mandato de negociación confiado por el Consejo a la Comisión" europea.

Destacó que el texto actual entrañaría la fórmula de un acuerdo marco y que ciertas proposiciones del texto elaborado por el presidente del Consejo General de la OMC, el uruguayo Carlos Pérez del Castillo, son "perfectamente inaceptables para la Unión Europea (UE)".

En especial subrayó la "fijación de una fecha para la supresión de las subvenciones a la exportación" de productos agrícolas.

Gaymard también exhortó a Estados Unidos a "comprometerse" en la supresión de medidas de apoyo de sus exportaciones agrícolas.

Antes de reunirse con los embajadores, el ministro de Agricultura y el de Comercio Exterior, Francois Loos, habían recibido a los representantes de las principales asociaciones agrícolas, donde habían asegurado que en Cancún "se jugará un partido difícil".

Gaymard reiteró la misma postura contraria al actual proyecto de acuerdo e insistió en que éste debe tener en cuenta realmente las necesidades de los países menos avanzados.

El responsable de la agricultura francesa deploró que en ese proyecto se trata de la misma forma a todos los países en desarrollo, sin distinguir a los más vulnerables de los países emergentes como exportadores agrícolas.

A juicio de los sindicatos agrícolas, el respeto del mandato confiado a los comisarios europeos en Cancún es mínimo y se mostraron preocupados por un proyecto que calificaron de "extremadamente peligroso para la agricultura".

La oposición más fuerte fue la de la Confederación Campesina y su portavoz, el líder antiglobalización José Bové, pidió al Gobierno francés que se oponga a firmar el proyecto.

"Para que haya un acuerdo en Cancún es necesario alcanzar un acuerdo total y, si un solo país lo rechaza, no lo habrá. Espera que sea Francia la que se niegue a firmar", dijo.

Bové, que ha pedido permiso judicial para poder acudir a Cancún, ya que se encuentra en régimen abierto por haber sido condenado por destruir un campo de organismos genéticamente modificados, alertó a Gaymard y Loos sobre el comisario europeo de Comercio Exterior, Pascal Lamy.

"Estoy muy inquieto. No me fío de él y pido a los ministros que tampoco lo hagan", dijo, que también criticó el acuerdo al que llegaron el pasado 12 de agosto entre EEUU y la UE sobre la reforma del comercio mundial de productos agrícolas.

A su juicio, se trata de "un acuerdo de cómplices alcanzado sobre las espaldas de los campesinos".

Dejá tu comentario