Ganancias I: cambios para las empresas aportarían $133.164 millones adicionales al fisco

Economía

Se trata de una estimación de la Oficina de Presupuesto del Congreso en relación con la alícuota vigente el año pasado del 30%. Por la reforma de 2017 debería haber bajado a un 25%, pero fue suspendida por la ley de emergencia.

Las modificaciones al Impuesto a las Ganancias de las Sociedades que la Cámara de Diputados se apresta a aprobar, representará para el Tesoro un ingreso adicional de unos $133.164 millones. El incremento va a ser soportado por 17.127 empresas que registran utilidades anuales superiores a los $20 millones y que van a pasar a abonar la máxima alícuota del 35% prevista en el proyecto. Los datos corresponden a un análisis de la Oficina de Presupuesto del Congreso, que midió cuánto dinero más se podrá recaudar por las modificaciones en comparación con la actual situación del gravamen.

Antes de que se desatara la pandemia el año pasado, el Congreso había aprobado la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública, que estableció una suspensión del cronograma de reducción de la alícuota del Impuesto a las Ganancias establecida en la Reforma Fiscal de 2017.

Según esa reforma, el año pasado las empresas deberían haber comenzado a tributar una alícuota del 25%. Pero la emergencia la puso en suspenso y en 2020 se siguió pagando un 30%. En teoría y circunstancialmente, desde enero la alícuota del tributo bajó al 25%, cosa que cambiará cuando se apruebe la nueva modificación. En los hechos, el Impuesto a las Ganancias del año pasado se determinó con la alícuota del 30%.

Cuando se aprueben los cambios, las empresas con ganancias anuales de hasta $5 millones pagarán 25%; las de entre $5 millones y $20 millones, el 30% y las de más de $20 millones, el 35%. Las del primer segmento totalizan 96.756; las de la segunda escala 26.150 y las del tramo superior 17.127 indica la estimación de la OPC en base a datos del 2019. Respecto de la situación del año pasado, es decir, con la alícuota del 30%, las de la categoría superior generarán ingresos adicionales por $146.241 millones, mientras que las del medio tendrán una reducción de $6.540 millones y las más pequeñas de $6.417 millones. El Congreso y luego el Poder Ejecutivo y la AFIP tendrán que apurar la modificación, sancionar los decretos reglamentarios correspondientes y poner en marcha el nuevo aplicativo. En mayo vence el pago final del período 2020 y las empresas tendrán que empezar a liquidar los anticipos del 8,33% con la nueva alícuota desde junio.

Ayer, la Unión Industrial Argentina (UIA) salió a criticar el proyecto mediante un comunicado (ver aparte).

Dejá tu comentario