Gobierno dice que subsidio a jubilados no es demagogia

Economía

El gobierno salió ayer a defender su política salarial frente a las acusaciones que la calificaban de « electoralista». Luego de anunciar oficialmente la entrega de un subsidio de $ 30 a jubilados, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, cuestionó el «narcisismo» de la oposición y criticó «la incapacidad para articular discursos mejores que el desprestigio de las medidas oficiales».

«Si de acá a octubre todas las medidas dictadas a favor de la gente serán consideradas electoralistas, eso quiere decir que deberíamos paralizar todas las medidas para la gente y evitar que la oposición, desde su narcisismo, nos acuse de hacer electoralismo.»
De esta forma, Fernández justificó la entrega de un subsidio durante un año de $ 30 para los jubilados con haberes inferiores a $ 600.

El funcionario disparó las críticas en una conferencia de prensa en la Casa Rosada, en la que también estuvieron presentes la titular del PAMI, Graciela Ocaña, y el subinterventor de la entidad, Juan Carlos Nadalich.

Fernández aprovechó la ocasión para ironizar la iniciativa de Hilda Chiche Duhalde, al señalar que los jubilados recibirán sus beneficios «sin ningún jefe de manzana o jefe de casa de jubilados», y que la asignación se realizará junto con los recibos de sueldo.

• Transparencia

Según el jefe de Gabinete, «ésta es la mejor muestra del criterio transparente y abierto y no electoralista que tiene esta medida». Para Fernández, las críticas de la oposición responden a «la propia sensación o incapacidad para articular discursos mejores, a la ofensa o el desprestigio de las medidas».


Por su parte, Ocaña también salió al cruce y consideró que no se trata de «un argumento político de campaña electoral», e insistió en que para otorgar el subsidio el organismo que encabeza se estuvo «trabajando desde el año pasado».

«Es una medida conveniente», afirmó Ocaña tras sostener que esto
es posible gracias a «los ahorros que realizó el PAMI». Sostuvo, además, que habría que estar «más preocupado por lo que sucedía en otros momentos dentro del PAMI, cuando, a pesar de los altos niveles de ingresos, el dinero de los beneficiarios terminaba en cinco vivos».

El subsidio de $ 30 se suma a la suba a $ 350 en los haberes mínimos de jubilados y pensionados, que también se concretará a partir de julio, y que se estima que beneficiará a un total de 2,4 millones de personas que ahora cobrarán $ 42 adicionales por mes.

Dejá tu comentario