18 de abril 2008 - 00:00

Gobierno y cúpula del campo sellan pacto de no agresión para evitar complicaciones

Tras tres horas de negociación, se logró el primer acuerdo del gobierno con el campo. Lejos está de haberse encontrado una solución definitiva. Se libera la exportación de carne y como contrapartida, los dirigentes rurales garantizarán mayor oferta en la plaza y se retomarán los denominados cortes populares. Como siempre, el público no los encontrará, sino que es una herramienta más del gobierno para marcar el índice de precios. A Alberto Fernández le tocó ayer ser el intermediario. Guillermo Moreno participó, pero lo suyo fue casi testimonial. Igual será el fiscalizador del acuerdo firmado. De retenciones, lo más candente, no se habla por ahora. Los dirigentes del campo están aterrorizados: las bases cada día están más disconformes. Hoy habrá desde camionetazos hasta un cabildo popular en Paraná. Mañana, una asamblea masiva que promete ser importante en La Pampa. Realidades y tiempos bien diferentes de los de ayer en Casa de Gobierno.

Los actores principales ayer: Eduardo Buzzi (Federación Agraria), el jefe de Gabinete Alberto Fernández y Mario Llambías de Confederaciones Rurales.
Los actores principales ayer: Eduardo Buzzi (Federación Agraria), el jefe de Gabinete Alberto Fernández y Mario Llambías de Confederaciones Rurales.
Finalmente el gobierno y el campo lograron ayer llegar a un entendimiento. Luego de más de tres horas de tensa negociación se alcanzó un principio de acuerdo sobre la carne. El principal ítem incluye la reapertura de las exportaciones -cerradas desde principio de mes-. A cambio, los productores deben mantener una suficiente oferta de ganado, así el gobierno podría asegurarse la cantidad de carne necesaria para el mercado interno y la estabilidad de los precios a través de los 13 cortes populares. Además, la Secretaría de Comercio Interior, que dirige Guillermo Moreno, deberá asegurar que esos precios se cumplan tanto en los comercios minoristas como en los supermercados.

Las reuniones continuarán hoy con el tema de la producción lechera y el martes a las 17 se retomará el diálogo acerca del trigo, que aún continúa sin solución. Cabe recordar que las exportaciones del cereal aún están cerradas.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, fue el encargado de presidir la reunión junto con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien participó sólo por momentos en el encuentro. Del lado del campo se encontraban los presidentes de las cuatro entidades: Luciano Miguens (Sociedad Rural), Mario Llambías (Confederaciones Rurales Argentinas), Eduardo Buzzi (Federación Agraria Argentina) y Fernando Gioino ( Coninagro), junto con sus principales técnicos.

Pareciera que este acuerdo trae un respiro a la tensa relación campo-gobierno. Era imperioso que, sobre el final de esta semana, se llegara a un mínimo consenso porque las bases -que se encuentran en las provincias- se sentían burladas por el gobierno y querían volver a bloquear las rutas.

  • Trato

    «Estoy contento con este avance; ojalá que las próximas reuniones sean así porque en las primeras perdimos mucho tiempo. El campo estaba aislado del gobierno y hoy logró ser escuchado, aunque aún falta mucho. Los productores se mantienen escépticos ante este tipo de avances hasta que no vean los resultados», sostuvo ante Ambito Financiero el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens.

    «En esta reunión nos trataron muy bien. Discutimos porque teníamos posiciones diferentes en muchos aspectos, pero con altura y de buena manera. Se avanzó mucho en la búsqueda de una política ganadera que abarque la cadena de comercialización», continúo Miguens.

    A su turno, el presidente de la FAA, Eduardo Buzzi, sostuvo que «hasta ahora hemos logrado uno de los temas, pero falta el resto de la agenda: las retenciones a los granos y la producción lechera, dos temas complicados.

    Tenemos que seguir trabajando». Al mismo tiempo, criticó la figura del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, porque es « dificultoso y polémico». Por su parte, el vicepresidente de la entidad, Ulises Forte, afirmó que «el día 30 se analizará con la gente si se justifica continuar o no con la medida de fuerza. Estamos unidos y seguimos en estado de alerta y movilización», y agregó que «si la estrategia del gobierno en las negociaciones es que un funcionario arregla y otro no para de generar conflictos, me parece una barbaridad».

    Además, señaló que la ira contra Moreno no desapareció. «No es la persona ideal para manejar estas negociaciones, por sus bravuconadas».

    Por la mañana, las entidades también se reunieron en la Secretaría de Agricultura para dialogar sobre economías regionales: arroz y tabaco. El gobierno explicó que prevé aplicar el sistema de subsidios por el costo del flete en esos dos cultivos que están alejados de los puertos.

  • Ganaderos

    «La reunión fue positiva, constructiva para las producciones de arroz y tabaco. Se habló sobre un plan estratégico para mejorar la situación actual y atender las necesidades más urgentes. Este plan buscará mejorar la competitividad y aumentar la producción», sostuvo ante este diario Ernesto Ambrosetti, jefe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural que participó del encuentro.

    Así, la jornada fue muy positiva para los dirigentes del campo, principalmente los ganaderos, que lograron uno de sus principales objetivos: que el gobierno anuncie la reapertura de las exportaciones. Sin embargo, la reunión de hoy sobre el tema de los lácteos será complicada.

    Los productores le pedirán al gobierno que los tamberos reciban $ 1 por litro de leche, cuando hoy obtienen alrededor de 83 centavos el litro. También exigirán que se compense más al productor y no tanto a las industrias para que la actividad vuelva a ser rentable y los tamberos dejen de volcarse hacia la agricultura.
  • Dejá tu comentario

    Te puede interesar