El inquietante informe de Goldman Sachs sobre la posibilidad de recesión de EEUU

Economía

Aunque la inflación afecta por igual a grandes y pequeñas economías debido al encarecimiento de las materias primas, en Estados Unidos se suma un mercado laboral extremadamente tensionado debido a que hay una enorme oferta y escasa demanda.

La inflación descontrolada en Estados Unidos ya es un hecho. La historia sugiere que la Reserva Federal estadounidense se enfrentará a la difícil tarea de endurecer la política monetaria lo suficiente como para enfriar la inflación sin causar una recesión en EE.UU, con probabilidades de una contracción de alrededor del 35% en los próximos dos años, según advirtió Goldman Sachs en un reciente informe.

Lidiar con este mercado laboral es el principal reto de la Reserva Federal. Según el Economista Jefe de GS, Jan Haztzius, se debe reducir la brecha entre el empleo y los trabajadores, y frenar así el crecimiento de los salarios para mantener la inflación cerca del objetivo del 2%. La expectativa es que las tensiones del mercado laboral y los precios de los bienes de consumo deberían suavizarse, lo que reforzaría la economía durante los próximos dos años y reducirían las probabilidades de una crisis.

Aunque la inflación afecta por igual a grandes y pequeñas economías debido al encarecimiento de las materias primas, en Estados Unidos se suma un mercado laboral extremadamente tensionado debido a que hay una enorme oferta y escasa demanda, por lo que miles de ofertas de trabajo quedan desiertas. Esta situación fuerza a los empresarios a subir los salarios y trasladar los costes a los consumidores.

La inflación desbocada de Estados Unidos ya preocupa, y mucho, a los economistas norteamericanos. El banco de inversión Goldman Sachs ha avisado este domingo de que las probabilidades de que el país entre en recesión en los próximos dos años aumentan por momentos, y según sus cálculos ya son del 35%, más de uno sobre tres.

El economista jefe de la entidad, Jan Hatzius, detalló en un informe publicado por Bloomberg que el problema al que se enfrenta EEUU no es la inflación en sí misma, sino la respuesta que aplique la Reserva Federal para frenar la escalada de precios.

Este mes se han sucedido las encuestas que auguran una recesión en EEUU a medio plazo. Una encuesta de Bloomberg realizada en la primera semana de abril entre economistas reveló que el 27,5% espera una recesión, frente al 20% de los encuestados el mes anterior. Otra encuesta en The Wall Street Jorunal apuntó en la misma dirección a comienzos de mes. El 28% de los 65 expertos consultados espera una recesión de aquí a 12 meses, frente al 18% en enero y el 12% hace un año. Al parecer, la recesión está más cerca de lo que se espera.

Dejá tu comentario