El Gobierno ya tiene listo el proyecto de Ley de Hidrocarburos: cuáles son los principales puntos

Economía

Fuentes de la Secretaría de Energía confirmaron a este medio que el texto oficial prevé un régimen de promoción de inversiones para los próximos veinte años.

La Secretaría de Energía ya tiene listo el proyecto de ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, una iniciativa que el propio presidente Alberto Fernández prometió en su discurso de apertura de las sesiones legislativas que sería elevada antes de que termine el año. Finalmente, se prevé que en los próximos días el texto oficial ingrese al Congreso Nacional.

Funcionarios de la cartera que dirige Darío Martínez señalaron a Ámbito que el proyecto tiene como objetivos "asegurar el abastecimiento interno en primer lugar, además de incrementar la producción para lograr saldos exportables y, por ende, conseguir divisas". La iniciativa establece además un régimen de promoción de inversiones para los próximos 20 años, con lo que se busca generar "un horizonte de previsibilidad y reglas claras para planificar la política energética".

Según remarcaron las mismas fuentes se trata de un proyecto "con perspectiva federal" e incentivos a la especificidad de cada una de las regiones del país. A través de la iniciativa el Gobierno buscará alentar la participación de las empresas regionales y nacionales como proveedores de la actividad hidrocarburífera, y estima además que las modificaciones que introduzca en el sector promuevan la generación de empleo.

Entre sus principales puntos el proyecto prevé:

  • Dar impulso al sector promocionando las actividades que directa o indirectamente están relacionadas con la industria hidrocarburífera, en especial la exploración y producción mediante técnicas de extracción convencional y no convencional.
  • Promover el transporte, compresión, separación, tratamiento, almacenaje y la industrialización de los hidrocarburos y sus derivados a través de procesos que los utilicen como materia prima, incluyendo (sin limitación) la petroquímica, la producción de fertilizantes, la separación, la licuefacción de gas natural y la refinación de combustibles
  • Establecer un régimen general de promoción de actividades de exploración y producción de petróleo, otro relacionado con la producción de gas natural con diferentes incentivos relacionados con el compromiso de abastecimiento del mercado interno, y la determinación de exportaciones garantizadas en función del incremento de la producción

En relación a las cuencas maduras y en declino con explotación convencional distintiva y a los proyectos que presenten pequeñas empresas o a desarrollarse en áreas marginales, la iniciativa elaborada por la Secretaría de Energía prevé menores requisitos y mayores beneficios e incentivos. Lo mismo está previsto para la promoción de la extracción de petróleo en pozos de baja productividad o inactivos a través de pequeñas empresas, con incentivos adicionales que buscan ponerlos en valor.

Para los proyectos de exploración y explotación convencional de petróleo el proyecto contempla un tratamiento diferencial, y en cuanto a los proyectos de importancia estratégica para el país, se establece un “Régimen Especial de Promoción para Proyectos de Exploración, Producción, Industrialización, Almacenaje y/o Transporte de Hidrocarburos y Derivados”, con incentivos adicionales fundamentalmente en materia de impuestos.

En el marco de estos regímenes, se especificó que aquellos proyectos que incluyan un plan asociado a la sustentabilidad energética obtendrán beneficios adicionales. En la misma línea, se impulsan estrategias que involucran la perspectiva de género.

En cuanto al régimen de promoción del empleo, el trabajo y el desarrollo de proveedores regionales y nacionales de la industria hidrocarburífera, para acceder a los beneficios que propone este proyecto será obligatoria la presentación de un Plan de Desarrollo de Proveedores Regionales y Nacionales y cumplir con los principios de contratación que la norma establece

Además, habrá incentivos para proyectos que mejoren las condiciones medioambientales, entre los que enumeraron: beneficios adicionales a proyectos que incluyan propuestas de eficiencia en el uso de la energía y diversificación de su producción energética; incentivos para facilitar la transición energética de fósiles líquidos a Gas Natural; y viabilización de industrialización que reduce la contaminación ambiental.

Dejá tu comentario