Holcim se expande y lanza solución para estabilizar los caminos rurales

Economía

La firma ofrece un ligante hidráulico desarrollado especialmente para la estabilización de suelos. Brinda bajo costo y poco mantenimiento.

En Argentina, la Red Vial está compuesta por 638.327 km, de los cuales alrededor de 500.000 corresponden a caminos rurales, según datos del Ministerio de Agricultura. A su vez, las estimaciones indican que los caminos rurales privados son 10 veces más, es decir unos 5 millones de km. En este marco, uno de los mayores inconvenientes que atraviesa el sector productivo, que no solo hace mella en la rentabilidad sino también en la calidad de vida de los agricultores, es que muchos caminos rurales se encuentran en mal estado y no son transitables luego de lluvias fuertes. Con esa premisa como foco, la firma Holcim empresa dedicada a la producción de cemento, hormigón, agregados pétreos y servicios para la construcción ofrece una innovadora solución desarrollado especialmente para la estabilización de suelos y caminos rurales incrementando su resistencia y durabilidad.

“El producto, denominado Agrovial, es el primero de este tipo introducido en la Argentina ya que es un ligante hidráulico, una tecnología ampliamente utilizada en Europa y que fue traído gracias a la experiencia internacional de Holcim. Se lanzó al mercado hace dos años, luego de un año de desarrollo para adaptarlo a los suelos locales y estamos muy satisfechos con su crecimiento. Lo más importante es que es una solución de bajo costo y mantenimiento a un problema prácticamente histórico del campo argentino que es la transitabilidad de los caminos”, explicó en diálogo con Ámbito Pablo Belenky, de Holcim.

En tanto, según explican desde la compañía, desde su lanzamiento ya se estabilizó el equivalente a más de 25 kilómetros de caminos y trazas de redes secundarias durante el primer semestre del 2021. Además cuenta con casi 60 kilómetros de proyectos en ejecución o ya licitados.

En este marco, Belenky destaca: “Una de sus cualidades es que puede ser aplicado por los propios productores rurales, ya que requiere maquinaria muy simple para su implantación. En un día de trabajo se logra realizar hasta 1.200 m² de estabilización de suelo. Si se cuenta con maquinaria más compleja, como por ejemplo una reclamadora, se pueden llegar a construir hasta 5.000 m² diarios. La vida útil del camino estabilizado con Agrovial alcanza a entre 6 y 10 años, dependiendo del régimen de lluvias, la condición hidráulica y la intensidad del tránsito de camiones”.

En definitiva, el ligante hidráulico es una versión ampliamente superadora de los caminos de ripio que actualmente se implementan en la mayoría de caminos rurales y que además demandan un constante mantenimiento. “La conjunción de bajos costos de implantación y muy reducida necesidad de mantenimiento deriva en un ahorro, respecto a las intervenciones tradicionales, que supera el 50% en promedio”, según explico Belenky de Holcim.

Otra cuestión fundamental y para nada menor es que este material no solo puede utilizarse en los caminos rurales, públicos o privados, sino que también es ideal para suelos o pasarelas en feedlots y tambos y la estabilización del terreno donde se ubican los silobolsas o silos australianos. “Actualmente la empresa está llegando directamente al productor y también lo hacemos a través de empresas constructoras. Tenemos presencia en las principales zonas productivas con una red comercial desarrollada para el sector y además estamos trabajando junto a la Provincia de Buenos Aires en el programa de mejoramiento de caminos rurales Las perspectivas de crecimiento son inmensas y cada vez son más las comunidades rurales que optan por este desarrollo”, cerró Pablo Belenky

Dejá tu comentario