Crece la importación de bienes finales y se espera más control

Economía

Las importaciones de bienes de consumo son el nuevo dolor de cabeza para el Gobierno que trata de cuidar hasta el último dólar. Por esa vía se le fueron en junio u$s511 millones, 7,1% más que en 2019 (u$s34 millones). Especialistas en comercio exterior estiman, en función de ello, que controles y restricciones para acceder a dólares de importación seguirán por algunos meses.

El mes pasado, de acuerdo con datos del INDEC, Argentina compró alimentos y bebidas por u$s86 millones; equipos de transporte no industriales por u$s20 millones, artículos de consumo duraderos por u$s31 millones; semiduraderos y no duraderos por u$s280 millones; y medicamentos por u$s94 millones.

Macelo Elizondo, titular de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI) consideró que el incremento de las importaciones de bienes finales “es claramente producto de la cuarentena porque todo lo otro que cae se vincula con segmentos de la producción que está parada”. “Continuó creciendo bienes de consumo, porque estos se siguieron vendiendo en supermercados”, dijo el consultor, quien explicó a diferencia de piezas y equipos y bienes intermedios cayeron debido al freno económico. Si bien el fenómeno está relacionado con la pandemia, Elizondo, advirtió que “el gobierno se puso muy estricto con las importaciones”. De hecho hay empresas que han tenido problemas para ingresar insumos para el país”, explicó.

Miguel Ponce, titular del Centro de Investigación del Comercio Exterior del Siglo XXI sostuvo que “de los paraguas de Taiwán hay que olvidarse, eso ya no pasa más. Hoy se trata de demanda de productos que la propia pandemia originó”, explicó. No obstante Ponce no destacó que “algunos muchachos hayan querido stockear productos terminados mientras tengamos este valor del dólar” que se ubica en $70 contra $120 del MEP. Contra esa posibilidad de “stockeo” que mencionó el consultor, el Banco Central viene implementando desde el 29 de mayo la Resolución 7030, que establece un tope de 1 millón de dólares para que las empresas puedan acceder al mercado de cambios para poder importar. Ponce señaló que “esa resolución la van a flexibilizar” en los próximos días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario