Debate: advierten por alta "mochila fiscal" de pymes que trabajan en blanco

Economía

Carolina Castro (UIA) se refirió a la carga que soportan las pymes y Roberto Vassolo dijo que hay que reducir carga a empresas. Para la economista Dal Poggetto es peligroso "rebajar la presión fiscal sin equilibrar la macro".

Como es habitual en los encuentros anuales de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) las conversaciones giran en torno a cómo disminuir la pobreza y generar empleo, y entonces, es inevitable caer en una discusión sobre el nivel de los impuestos. En ese marco, la directora de la consultora EcoGo, Marina Dal Poggetto, advirtió que rebajar la presión fiscal sin un contexto de equilibrio macroeconómico puede llevar a la hiperinflación, aunque el economista de la Universidad Austral, Roberto Vassolo, insistió en la necesidad de reducir la carga fiscal para que las empresas puedan desarrollarse.

Ambos economistas compartieron un panel, en el cual analizaron posibles propuestas para superar la pobreza y recuperar el crecimiento. Del encuentro también participó la dirigente de la UIA, Carolina Castro, quien advirtió sobre la “mochila fiscal” que cargan las pequeñas y medianas empresas que están en la formalidad. Días atrás, el ministro de Economía, Martín Guzmán, había afirmado ante empresarios que la reducción de impuestos no sirve para generar empleo y reconoció que desde el inicio del mandato, el actual Gobierno ha venido desarmando progresivamente la Reforma Fiscal de 2017, del gobierno de Mauricio Macri, que iba en ese sentido.

Al respecto, la economista de EcoGo empezó con una explicación de las diferencias de contexto que hay en Argentina respecto de las economías desarrolladas, para aplicar políticas monetarias “expansivas”. “La pandemia generó una reacción inédita en el mundo desarrollado, sobre todo en Estados Unidos. Hubo ahí un paquete fiscal inédito, con 15 puntos de déficit fiscal este año y más 10 puntos de paquete de infraestructura. En Europa los números también son gigantes”, sostuvo la analista, quien señaló que “el mundo desarrollado rompió la restricción presupuestaria”. Pero a diferencia de las economías del norte, Dal Poggetto advirtió que “nosotros no tenemos moneda de reserva como ellos y entonces la capacidad que tenemos es bien distinta”.

“Creo que hablar sólo de bajar impuestos sin resolver el resto (de las variables) lo único que puede generar es un problema hiperinflacionario”, alertó. La economista dijo que “cuando uno mira los datos de los países de la OCDE, la presión fiscal efectiva en Argentina, está en el promedio, un poco por debajo, en la zona de 30 puntos”. Por lo tanto, insistió en que “es muy difícil plantear una baja de impuestos sin un aumento en el déficit, al menos que uno tenga un cambio agresivo en la administración tributaria”. Frente a ello, expuso la disyuntiva entre “bajar impuestos y esperar a que todos paguen o tratar primero que todos paguen” aunque advirtió que si ello ocurriera “los fundís”.

En cambio, Vassolo se mostró inclinado a la idea de la reducción de la carga fiscal en las empresas. “Argentina no tiene un sector empresario vigoroso y la clase emprendedora está en los pisos históricos”, manifestó. El economista de la Universidad Austral consideró que “en Argentina hoy el derecho de propiedad sobre los medios de producción está formalmente abolido”. “En un proceso gradual, cada repartición estatal fue agregando impuestos y si sumamos la presión fiscal teórica para poder hacer negocios en Argentina hay que poner plata”, se quejó. Vassolo precisó que si una empresa en Argentina se instala de manera completamente formal, la presión fiscal “se lleva la ganancia y hay que poner plata además”. Por eso, insistió en que “hay que volver a ponerle motor a la economía y eso significa rediseñar el sistema impositivo” porque a su entender “no se puede ganar plata en un país donde una pyme tiene que pasarse todos los días de la semana pagando un impuesto”.

Posteriormente, la dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) Carolina Castro, opinó que “toda la cuestión tributaria para una pyme del sector formal tiene una carga que es de las más altas del mundo en un contexto de alta informalidad”. “La parte que está formal en la economía tiene una mochila tributaria muy alta”, dijo Castro, quien sostuvo que el debate debe pasar por ver “cómo hacemos para tener un sistema tributario que incentive la agregación de valor en el territorio, porque el sistema argentino no lo hace”.

Dejá tu comentario