26 de septiembre 2009 - 12:51

La economía alemana se contraerá 5% en 2009

La economía alemana se contraerá 5% en 2009
Una clara victoria del partido conservador CDU de la canciller alemana Angela Merkel en las elecciones legislativas del 27 de septiembre sería el desenlace preferido de los mercados financieros, según analistas.

Por el contrario, el mantenimiento de la gran coalición con los socialdemócratas del SPD sería según ellos la peor opción posible.

Alemania empieza apenas a recuperarse de la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial, con un PIB que podría contraerse entre un 5 y un 6% este año. Además, los efectos devastadores de la recesión en el empleo se notarán sobre todo tras las elecciones, y el ganador afrontará el desafío de gestionar un endeudamiento masivo que seguirá aumentando.

La CDU de Merkel y el socialdemócrata SPD del ministro de Relaciones Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, son oficialmente rivales para la cancillería. Sin embargo podrían verse obligados a un nuevo matrimonio de conveniencia, como el que viven desde hace cuatro años y que los ha unido desde hace uno en la lucha por sacar al país de la crisis, movilizando cerca de 600.000 millones de euros.

Durante esta legislatura, ambos aunaron esfuerzos para subir en tres puntos el IVA, y la economía creó un millón de empleos.

Sin embargo, los mercados financieros y la economía en general saldrían ganando si el próximo ejecutivo puede aplicar una política económica más clara, considera Carsten Brzeski, economista de la firma ING. Los economistas esperan que Merkel y sus socios favoritos, los liberales del Partido Democrático Libre (FDP), obtengan una mayoría para formar gobierno.

"Una gran coalición sería la peor de las posibilidades (y) probablemente tendría como efecto un nuevo período de inercia para la política económica alemana, lo que sería perjudicial", explica Brzeski a la AFP.

El impacto de las elecciones en los valores bursátiles del índice Dax de Fráncfort también podría ser espectacular, según los analistas.

La victoria de Helmut Kohl en 1983 fue saludada con una subida del 40% en los doce meses posteriores a los comicios, mientras que el triunfo de la coalición verdes-socialdemócratas en 2002 trajo una caída del índice del 43,9% en un año.

Pero aunque la propensión de la Bolsa a bajar cuando la izquierda gana y a subir cuando lo hace la derecha queda manifiesta en un estudio del banco suizo UBS sobre las elecciones desde 1949, no todos los valores responden a ese comportamiento maniqueo.

Martin Lueck, economista de UBS, destaca que las empresas del sector de la construcción pueden salir ganando de las inversiones en las infraestructuras, privilegiadas por los socialdemócratas.


Las sociedades ligadas a las nuevas tecnologías también tendrían el viento a favor, porque el SPD promete crear 4 millones de empleos de aquí a 2020, de los cuales una buena parte en ese sector.

Entre los sectores que encabezarían el alza en caso de que gane Merkel, figuran los grupos energéticos, atentos a la intención de la CDU de prolongar el funcionamiento de las centrales existentes.

Por otro lado, la canciller saliente tiene a su favor un amplio respaldo de la opinión pública sobre las cuestiones económicas.

El anuncio por General Motors de la venta de una parte mayoritaria del constructor automotor alemán Opel a un consorcio encabezado por el fabricante de autopartes canadiense Magna, quince días antes de las elecciones, fue percibido como una victoria para Angela Merkel. Como prima, el veredicto de la Comisión Europea sobre la validez de las ayudas estatales a Opel sólo se conocerá tras los comicios.

Dejá tu comentario

Te puede interesar