La iliquidez es una ventaja para la suba

Economía

Con el mercado cerrando a las 13 y una parte importante de los inversores sin siquiera hacerse presentes (la prolongación del fin de semana derivó en una significativa caída de la liquidez), era bastante probable que el ánimo que primó el lunes se prolongara a la rueda de ayer. No sorprendió demasiado entonces que el promedio industrial cerrara ganando 0,31% en 13.577,3 puntos. Claro que también hubo motivos como para justificar esta suba los que sorprendentemente (porque hace tiempo que no se ve un frenesí tal en esta actividad) tuvieron que ver con nuevos anuncios en el sector de M&A.

El más importante fue la oferta de Kraft por la división global de galletitas de Danone (valuada en u$s 7.200 millones), que fue acompañada por otra de Teck Cominco por Aur Resources (u$s 3.900 millones) y una posible oferta de Triarc Cos. por Wendy´s (las pésimas noticias del frente inmobiliario y la caída de las ventas automotrices sólo afectaron a empresas específicas). Con tanto negocio a la vista se cae de maduro que los más beneficiados vienen siendo los grandes bancos de inversión que tercian en estas operaciones y que venían de ser uno de los grupos cotizantes más golpeados durante junio (ayer recuperaron 1,8% de 5,2% que habían cedido).

Esto explica -al menos en parte-por qué a pesar del empinamiento de la tasa a 5,049%, el sector financiero tuvo una buena jornada. Claro que por su tamaño relativo en la capitalización total del mercado no fue el más importante al momento de determinar los resultados finales.

Este puesto les tocó a las empresas vinculadas con la energía, que de la mano de la suba del crudo a u$s 71,33 por barril, ganaron en promedio 0,8%. Una nota especial merece la revelación que el margen de ganancia en el nuevo teléfono de Apple superaría 50%, lo que disparó una ola alcista entre las tecnológicas, haciendo de IBM la estrella del Dow (neutralizó por sí sola la caída de Carterpillar). Si revisamos lo ocurrido ayer, son más las malas noticias (económicas) que las buenas; sin embargo, está visto que a los que no prolongaron el "fin de semana" esto poco les importó.

Dejá tu comentario