Licitan ya instalación de dos centrales eléctricas

Economía

El gobierno lanzó ayer los pliegos de licitación para la instalación de dos centrales a gas de ciclo combinado que producirán 800 megavatios de electricidad cada una, a partir de diciembre de 2007. Serán las primeras usinas que empezarán a construirse desde 1998, y su producción será 15% superior a la de El Chocón (1.400 megavatios).

Las usinas serán financiadas con acreencias de las actuales generadoras en Cammesa, la empresa mixta que controla el despacho eléctrico, pero también con cargos específicos en las tarifas de los usuarios, cuando el Senado apruebe la ley ya con media sanción, que permite ese mecanismo.

El costo total de las dos centrales se estima en $ 2.500 millones.De ese total, alrededor de $ 1.300 millones corresponden a deudas que Cammesa contrajo con las generadoras, ya que el sistema entró en desequilibrio cuando se decidió mantener congeladas las tarifas, y el precio de la energía fue insuficiente para cubrir los costos de producirla.

Las generadoras cedieron esos créditos a su favor a fines de 2004, pero hubo muchas demoras burocráticas, que en parte se explican porque se trata de los primeros fondos fiduciarios que se constituyeron con varios inversores.

  • Ubicación

    De las dos centrales que se van a instalar, una, la General Belgrano, estará en Campana y quedará a cargo de la española Endesa y la otra, la General San Martín, estará en Rosario norte, bajo la supervisión de la francesa Total.

    Esas dos empresas con cerca de 30% de las acreencias de Cammesa son las principales inversoras, considerando los fondos cedidos: Endesa por la deuda impaga con El Chocón, y Total por Piedra del Aguila.

    No obstante, habrá empresas que suministrarán el equipamiento y que harán por sí o por medio de terceros la construcción de las instalaciones y de los ductos para transporte de gas y electricidad. Esas compañías son las que se elegirán mediante la licitación que queda convocada a partir de ahora.

    Las adjudicatarias serán las empresas que ofrezcan el menor precio por los equipos, la construcción, el montaje y el mantenimiento por 10 años (exigencia esta última que es nueva en este tipo de licitación). Se cree que también se considerará si ofrecen financiamiento, pero ya está confirmado que se tendrá en cuenta la cantidad de combustible necesaria para producir un kilovatio: cuanto menos se requiera, mejor quedará ubicada la oferta.

  • Proveedores

    Entre los que pueden proveer equipos para centrales de ciclo combinado están Siemens, Mitsubishi, Alston, Ansaldo y otras pocas empresas internacionales que serán las que tendrán posibilidades en la licitación.

    Según el cronograma oficial, el 31 de mayo los interesados deberán presentar las ofertas, el 30 de junio el gobierno efectuará la adjudicación, y el 15 de julio se firmarán los contratos. Según la expectativa oficial, en diciembre de 2007, las dos usinas estarán produciendo unos 1.000 megavatios que es lo se genera sólo con el gas, antes de recuperar el calor y convertirlo en vapor para producir más. En el invierno de 2008, en tanto, las usinas estarían funcionando a pleno. Hasta ahora, ya se compraron los terrenos y ayer se lanzaron los pliegos de la licitación, estimándose que la semana próxima se constituirán los fideicomisos, que serán administrados por el BICE. En el acto de presentación de la licitación, encabezado ayer por el presidente Néstor Kirchner, estuvieron el ministro Julio De Vido y el secretario de Energía, Daniel Cameron, además de representantes de todas las empresas.

    En rueda de funcionarios y empresarios, se descartó la versión según la cual Petrobras sería multada por el gobierno por no haber vendido su participación en Transener el 31 de marzo. Se supo que el plazo para que la brasileña se desprenda de la tenencia vence en realidad el 30 de junio, pero siempre que se haya cumplido con tres condiciones: la revisión del contrato de la eléctrica, la reestructuración de su deuda y la renegociación de la deuda por haber construido la cuarta línea de transmisión desde Comahue a Buenos Aires. Esto último es lo que todavía está en tratativas y podría derivar en una postergación.
  • Dejá tu comentario