Lorenzino ratificó que la Argentina pagará en Nueva York a bonistas

Economía

El Gobierno mantiene la postura de pagarle a los bonistas a través del Bank of New York (BoNY), a pesar de la demanda de los fondos buitre y de la amenaza de embargos por parte de la justicia norteamericana. El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, ratificó este domingo lo que Ambito Financiero había señalado en las últimas dos semanas: la idea oficial es mantener el esquema de pagos tal cual como se venía realizando hasta ahora, ya que tanto la Argentina como los abogados que representan al país consideran que esos fondos no pueden quedar sujetos a embargo.

Lorenzino detalló que los pagos que efectúa el Gobierno para que cobren los bonistas en Nueva York se realizan, en realidad, a la sede del BoNY en la Argentina. Y es el propio banco, en su carácter de fiduciario el que transfiere esos fondos a su sede neoyorquina para luego depositar en las cuentas de los inversores. Por lo tanto, cualquier medida de la Justicia norteamericana en relación con estos recursos no afectaría a la Argentina sino directamente a los tenedores de bonos que entraron en la reestructuración.

Presentación

La Argentina realizó una presentación el viernes a última hora ante el juez Thomas Griesa en la que vuelve a manifestar su voluntad de cumplir con los bonistas, pero ratificando al mismo tiempo que no habrá recursos para los fondos buitre. Junto al Gobierno también se presentaron instituciones que se sienten damnificadas por los fallos de la Justicia norteamericana. Entre ellos, fondos de inversión que tiene bonos argentinos como Fintech y Gramercy, el propio BoNY y la Cámara de Compensaciones neoyorquina.

En el escrito del viernes, el Gobierno plantea que la cláusula "pari passu", es decir tratamiento igualitario para todos los bonistas, resulta imposible de cumplir en el caso de aquellos que no entraron al canje, o sea los "holdouts". La postura de este grupo es cobrar la totalidad de sus acreencias por poco más de u$s 1.300 millones. La cifra incluye el 100% del valor facial de los bonos y todos los intereses acumulados desde el default.

Tras la presentación realizada por la Argentina, ahora el próximo paso lo darán este lunes los demandantes. Griesa deberá responder antes del "1-D" y elevar su dictamen nuevamente ante la Cámara de Apelaciones.

El 2, la Argentina deberá efectuar un pago de intereses por el vencimiento del Global 2017. A mediados de mes se debe efectuar el pago anual de cupón PBI, por más de u$s 3.000 millones. Sin embargo, el fin de semana los abogados involucrados en las presentaciones se inclinaban por una respuesta más bien rápida del juez, que podría llegar esta misma semana.

Lea la presentación aquí: MEMORANDUM OF LAW OF THE REPUBLIC OF ARGENTINA IN RESPONSE TO PLAINTIFFS' BRIEF ON REMAND

Dejá tu comentario