20 de enero 2003 - 00:00

Los mercados que más siguen los argentinos

Japón

La Bolsa de Tokio cerró el viernes en terreno positivo empujada por las compras de acciones de compañías financieras y otras orientadas al mercado interno. De esta forma, el índice Nikkei avanzó 81,08 puntos (+0,94%) y se ubicó en las 8.690,25 unidades. El recinto nipón inició la jornada en baja, afectado por la caída de Wall Street durante el día anterior. Pero con el correr de las horas la tendencia se revirtió de la mano de las compras de valores financieros y firmas vinculadas exclusivamente con la economía de Japón. Este conjunto de empresas se benefició de una moderada apreciación del yen frente al dólar. En este contexto, lo mejor de la rueda pasó por los bancos (subieron las cuatro principales entidades financieras de Japón), las compañías mineras y las empresas de telecomunicaciones.

Londres

La Bolsa de Londres finalizó el viernes con una nueva baja que lo ubicó en su menor nivel en los últimos tres meses. Así, el índice FTSE 100 retrocedió 1,58 por ciento y se volvió a alejar de las barrera de los 4 mil puntos, concretamente, cerró a 3.820 enteros. En rigor, la pasada se trató de una semana negra para el recinto londinense. Durante este lapso el mercado cedió 153 puntos afectado básicamente por dos cuestiones: por un lado las continuas dudas de las inversores sobre la salud de la economía estadounidense (principal socio comercial del Reino Unido). Por el otro, las crecientes posibilidades de un ataque a Irak, lo que hace temer a toda Europa sobre las represalias que podría tomar este país y su efecto sobre la economía mundial.

San Pablo

La semana fue mala no tanto porque el Bovespa terminara retrocediendo, sino porque de repetirse algo similar en apenas un par de días más el índice pasaría por primera vez al lado perdedor en este recién iniciado 2003. De a poco la situación parece estar recalentándose algo que se percibió especialmente el viernes ultimo cuando la Bolsa paulista perdió 2,31% al cerrar en 11.675,7 puntos (con esto la baja semanal llego a 4,63 por ciento). Mientras la mayor parte de los comentarios tratando de explicar lo ocurrido se centró en la creciente tensión entre EE.UU. e Irak, esto no alcanza para explicar por qué el dólar que retrocedió ante las principales monedas del mundo, "voló" 2% frente al real que cerró en R$ 3,38 por billete norteamericano, o porque el C-Bond cayó más de 1% en la semana. Nunca es bueno intentar esconder que la situación interna se está complicando, especialmente en el frente político.

Chile


Es cierto que la situación internacional está castigando a prácticamente todas las Bolsas del mundo. La de Santiago no fue la excepción y terminó la semana retrocediendo 1,68%, con lo que el resultado en lo que va del año se redujo a una suba de 1,29%. Pero más que lo externo lo que estuvo golpeando, especialmente en la sesión del viernes cuando el índice perdió 0,58% al cerrar en 1.012,91 unidades fueron datos locales, en particular los referentes a los resultados de las empresas del sector eléctrico. Sin poder determinar de antemano si es bueno o malo, la presencia de los grandes inversores institucionales locales se ha estado evaporando, lo que dio como resultado para última rueda de un volumen de u$s 9 millones. Tal vez el gran perdedor de la jornada fue Quiñenco, que perdió 2,7% sin poder capitalizar el acuerdo de CCU. El peso cayó al mínimo desde octubre pasado en $ 726,2 por dólar.

México

Hasta la rueda del viernes el IPC venía mostrando su característica resistencia frente a lo que ocurría en el resto de las Bolsas del continente. Sin embargo esta vez no pudo ser y merced a 2,01% perdido entonces, cuando el índice cerró en 6.204,46 puntos, el saldo anual se redujo a tan sólo 1,26% (positivo), el menor entre los grandes mercados del continente. Sin ninguna noticia local capaz de contrarrestar la corriente bajista (aunque algunos esperaban que el incremento del superávit comercial con el país del Norte podría haber ayudado en algo) que provenía de los EE.UU., le tocó a Telmex, el más popular de los papeles aztecas en EE.UU., liderar las bajas perdiendo 3,56% en Nueva York y 2,46% en México. Si bien se podría definir como algo positivo, la nueva merma del peso ante el dólar, sólo refleja otra dimensión de la desconfianza que prima en el mundillo financiero acerca del futuro económico.

Dejá tu comentario

Te puede interesar