Maquillaje K: los alimentos son más caros en la Argentina

Economía

Los precios de la carne y del pan son más caros en la Argentina que en los países vecinos que no aplican retenciones. Al expresar los valores en dólares se obtiene que en Uruguay y en Paraguay los precios son menores.

Así, mientras que en la Argentina un kilo de carne cuesta en promedio u$s 5 en Uruguay vale u$s 3,80 y, en Paraguay, u$s 2,30. También con el pan ocurre algo similar, ya que el kilo de pan de alrededor de $ 5 (u$s 1,62) en la plaza local, en Uruguay y Paraguay es incluso más económico: u$s 1,40 en el primero y u$s 0,85 en el segundo.

Además, si se considera el poder de compra en los distintos países se llega a lo obvio: el deterioro de los salarios argentinos. Con un puesto similar, la remuneración de un trabajador alcanza para comprar casi la misma cantidad de estos productos que en Brasil (incluso con precios mayores) y aún menos que en Uruguay y en Paraguay. Así, mientras que en la Argentina un cajero de un banco cobra $ 2.000 (y puede comprar 133 kilos de carne), en Brasil recibe 2.000 reales (u$s 1.242), lo que le alcanza para 142 kilos (Lula se mostró más preocupado por detener el alza de precios). Por su parte, en Uruguay con un salario de 15.000 pesos (u$s 761) para este puesto se compran 230 kilos y en Paraguay, con 2.300 millones de guaraníes (u$s 589) es suficiente para 383 kilos.

  • Teoría

    La teoría oficial indica que a través de los impuestos a la exportación es posible disociar el precio doméstico del internacional. Bajo esta lógica, quitar las retenciones equivaldría a tener valores locales mayores. Una manera de calcular la incidencia casi directa de esta eliminación (que significaría que el precio internacional llegaría a la mesa de los argentinos) se obtendría de sumar a los valores actuales el porcentaje correspondiente de retencionesque tributan el trigo (para el caso del pan) y la carne.

    Si al kilo de pan, que hoy ronda los $ 5, se le agrega el casi 30% que tributa el trigo, pasaría a costar $ 6,5, menos de la mitad de los $ 15 que aseguró ayer el ex presidente. Y a la carne, que si bien su precio difiere según los cortes, pero que está en promedio $ 15, de sumarse 15% que se paga por retenciones, llegaría a $ 17,25, lejos de alcanzar los $ 60.

    Incluso, de calcular los nuevos precios con la alícuota de la soja (la más alta de todos los productos que se exportan, que ayer alcanzó el récord de 46,32%), los valores llegarían a $ 7,3 el pan y a $ 22 y no a $ 15 y a $ 60.

    Sin embargo, Kirchner afirmó ayer que «las retenciones no son una medida fiscalista, sino de reconversión productiva, de redistribución del ingreso y que tiende a evitar que en la mesa de los argentinos los productos tengan valor internacional: entonces, amigos míos trabajadores y de la clase media, van a pagar $ 15 el kilo de pan y $ 60 el kilo de carne».

    Para Miguel Kiguel, algo de cierto tiene el ex presidente. «En general, con retenciones se mantienen por debajo de los precios internacionales los valores locales». Aunque detalló que «hay otras maneras de hacerlo: lo mejor sería exportar y buscar un mecanismo de transferencia para subsidiar a algunos sectores».
  • Dejá tu comentario