Guzmán: "Presionan para que Argentina ofrezca más, pero no se puede, no es sostenible"

Economía

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que los tenedores de bonos soberanos presionan al Gobierno para que mejore la propuesta de reestructuración, pero enfatizó que el país no puede ofrecer más que lo anunciado porque la deuda "no es sostenible".

EN DESARROLLO

El ministro de Economía, Martín Guzmán, reconoció que los tenedores de bonos soberanos presionan al Gobierno para que mejore la propuesta de reestructuración de los títulos bajo ley extranjera, pero enfatizó que el país no puede ofrecer más que lo anunciado porque reiteró que la deuda "no es sostenible".

"Presionan para que Argentina ofrezca más, pero no se puede, no es sostenible", dijo este martes el funcionario en una entrevista radial con El Destape. "Ahora es la hora de los acreedores de definir", aseguró.

Ayer al menos tres grupos de bonistas comunicaron que no podían apoyar la oferta realizada por la Argentina y pidieron continuar negociando, pero pidieron conocer antes el plan económico que piensa desarrollar el Gobierno en los próximos cuatro años.

"En todo proceso de reestructuración de deuda hay un elemento central que es analizar cuánto se puede pagar; eso implica definir variables hacia el futuro: cuál es el sendero fiscal, el comercial", remarcó Guzmán.

Y prosiguió: "Nosotros habíamos realizado ese análisis previo a la situación del coronavirus, que tiene efectos muy negativos sobre la economía, y que nos obligó a revisar nuestras proyecciones en un contexto de alta incertidumbre y baja precisión respecto a hacia dónde van a ir las economías del mundo".

Para el funcionario, "si antes del coronavirus estimábamos que Argentina no podía pagar nada en los próximos años; ahora tampoco, por lo que en los escenarios de corto plazo no hay grandes cambios". "Lo que se pueda pagar debe estar alineado con la idea de recuperar la economía del país", agregó en la entrevista con El Destape.

"Habíamos tenido muchas conversaciones con los acreedores y ellos tenían una idea precisa sobre qué esperar". "La realidad es que no nos pusimos de acuerdo: los acreedores dicen que el país debería profundizar el esquema de austeridad fiscal y contracciones que venía transitando, porque eso va a generar confianza en ellos y permitirá el acceso al financiamiento más barato. Lo cierto es que eso nunca ocurre, por el contrario, la economía colapsó en los últimos años y nosotros no vamos a dar continuidad a ese camino", dijo el Ministro.

"Ellos aspiran a otra cosa, pero nosotros vamos a proteger al país y hacer una oferta responsable". "La oferta es la que es: ellos están pidiendo algo que es insostenible", afirmó, al tiempo que destacó que "nuestra oferta es producto de lo que se negoció antes, ahora es la hora de los acreedores para definir".

Por otra parte, el Ministro reiteró que la Argentina "ya está en una situación de virtual default" y sostuvo que "buscamos tener un programa nuevo con el FMI que implique no tener que pagarle nada de capital en los próximos tres años".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario