Guzmán en Wall St., duro con acreedores

Economía

“Prepárense para una frustación”. Martín Guzmán fue ayer duro ante varios de los bancos y fondos de inversión más importantes de Wall Street con tenencia de deuda a reestructurar, en el primer encuentro directo que el ministro de Economía mantuvo en Nueva York. El funcionario citó a los inversores para explicarles la situación económica y financiera del país, mostrando los mismos cuadros que horas antes había analizado la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georvieva, y que para ambos ojos (los del Gobierno y los del organismo financiero), justificarían la fuerte quita que la semana próxima se presentaría en sociedad. Escucharon al ministro los bancos Morgan Stanley, Bank of American, Citibank, Santander, BBVA, Itaú y JP Morgan; además de los fondos Pimco, Blackrock, Templeton, Marathon y Fidelity.

Guzmán no adelantó ni porcentaje de quita ni condiciones de negociación pero si advirtió que como parte de la presentación oficial el país reclamará una fuerte reducción de las tasas de interés pactadas originalmente, y que en la mayoría de los casos supera el 7%. Criticó también los plazos de pago de la deuda contraída durante el gobierno de Marucio Macri y deslizó cierta responsabilidad de los propios inversores en avalar el cronograma de la deuda pactada con el gobierno anterior. Habló también de las colocaciones realizadas casi con diseño especial por parte de la gestión anterior, especialmente las concretadas con los fondos Pinco y Templeton.

Guzmán reiterá lo que ya había expuesto en Buenos Aires, sobre la posibilidad de lograr un superávit fiscal sostenido y sólido recién para 2023, año en el que comenzaría el Gobierno a liquidar su deuda con privados por unos u$s100.000 millones. Mencionó además que su propuesta incluye el compromiso por parte del país de comenzar a crecer a partir de 2021, y contar con un plan sustentable en cuanto al ingreso de capitales a partir del aumento de las exportaciones y un incremento de las inversiones directas. El ministro no contestó preguntas, pero se comprometió a volver a Wall Street una vez anunciada la propuesta y como primer destino de “road show”, encuentro que podría concretarse en la misma semana del 9 de marzo. El proceso de canje de deuda comenzará con la presentación general del plan de reestructuración, acto que se concretará en Buenos Aires la próxima semana. Se supone que el primer paso lo dará Alberto Fernández en su discurso ante la Asamblea Legislativa del 1 de marzo.

Habrá luego una serie de “road shows”, en un proceso que, según el cronograma oficial, debería terminar el 31 de marzo. Sin embargo el mercado especula con que los tiempos no podrán cumplirse, y que el Ejecutivo se verá obligado a extender los plazos hasta abril.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario