Cayó el Merval 4% y volvió a niveles previos al acuerdo

Economía

Los inversores del S&P Merval siguen esperando alguna novedad que los anime y, mientras aguardan que se cierre el canje, la Bolsa sigue retrocediendo. Ayer cerró en 48.970,53 unidades, lo que marca una caída del 3,98% respecto de la rueda anterior y, lo que es más preocupante, una vuelta hacia los valores previos al 3 de agosto, día en que al calor de los rumores de acuerdo el furor bursátil llevó al Merval a su máximo en pesos de 52.504,21.

La situación es aún más grave si se toma en cuenta que el Contado con Liquidación también llegó a un máximo histórico, por lo cual el valor en dólares CCL del Merval retrocedió a u$s376, luego de haber rozado los u$s438 el 4 de agosto.

“Hoy vimos una baja importada. No es que los argentinos no vendan, pero la suba vino de afuera y la baja también: son los ADR los que presionaron todo el día a la baja”, indicó el analista de mercados de Fernández Laya, Rubén Pasquali. En cuanto a la noticia que está esperando el mercado, Pasquali señaló: “Hay que ver cómo se define el canje de la deuda de legislación extranjera: lo que vamos a estar mirando todos es el porcentaje de aceptación de bonistas al canje y no tenemos nada de información respecto de lo que está pasando. Si eso sale bien, se despeja bastante el panorama”.

Por su parte, el analista de Clave Bursátil, Martín Eduardo Genero, expresó: “La suba que había tenido el Merval, tanto en pesos como en dólares, fue totalmente correlativa al rebote del mercado financiero occidental poscoronacrash. Ese rebote desde el mínimo de marzo representó una suba superior al 100% del Merval. Durante todo ese momento hubo un consenso en los analistas de que el tema deuda iba a ser el driver definitivo que iba a volver a generar un mercado alcista para la Argentina, pero no sucedió”

A partir de este análisis, Genero concluyó: “El driver arreglo con los bonistas fue muy sobreestimado. Al mercado no le alcanzó con eso para iniciar un nuevo mercado alcista en Argentina. Seguimos en el mercado bajista iniciado en enero 2018. Harán falta otras novedades políticas para que los flujos grandes de dinero se vuelvan a interesar por Argentina. Por otra parte, el arreglo con los bonistas ya estaba descontado en los precios, puesto que había consenso de que era obvio que iban a acordar puesto que a nadie le convenía el default”.

En línea con Genero, Leonardo Svirsky, de Bull Market, explicó: “En los días anteriores, todo el panel líder venía subiendo a la espera de las noticias del arreglo de deuda y después de las noticias era muy obvia la toma de ganancias”. Respecto de lo que se viene, Svirsky acotó: “Ahora todos están expectante al arreglo final”.

En tanto, el analista de Rava Bursátil, Joaquín Candia, sintetizó en su columna de análisis diaria: “Hay que tener en cuenta que el país intenta resolver varios temas estructurales para poder crecer. Por lo tanto, varios inversores eligen invertir directamente en el mercado de EE.UU., aprovechando la tendencia alcista. Si bien el mercado local se encuentra barato, junto a las grandes oportunidades, el riesgo asociado sigue siendo alto”.

Los ADR argentinos también bajaron en Wall Street: la principal fue la de Banco Macro, que retrocedió 5,2%. En tanto, los únicos que terminaron en verde fueron Irsa (0,9%), Tenaris (0,1%) y Mercado Libre (1,1%).

Respecto del gigante tecnológico, venía de dos días con bajas importantes, que se dieron a partir de la presentación de su balance, que fue más que positivo. ¿Cómo se explica esto último? “El balance de MeLi fue mucho mejor de lo esperado, pero los balances sirven para mirar más hacia atrás que hacia delante. Vienen a justificar los movimientos alcista que vimos antes: son de salida. Una vez que aparece el balance se liquida el papel, por lo menos en el corto plazo”, resumió el jefe de Research del Instituto de Capacitación Bursátil, Leandro Ziccarelli.

Juan Pablo Álvarez

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario