Nuevo guiño al mercado: parking para el dólar MEP baja a 2 días

Economía

La medida tuvo buena recepción entre los agentes, aunque algunos creen que era momento para eliminar la restricción. El BCRA compró ayer u$s15 millones.

En el marco de la pax cambiaria que dominó el mes de noviembre, el Gobierno volvió a tomar una medida que venía pidiendo el mercado: la Comisión Nacional de Valores (CNV) anunció, entre otras cuestiones, que baja de tres a dos días hábiles el parking para personas que compran un bono en pesos y lo liquidan en dólares, lo que comúnmente se llama operatoria dólar MEP. De esta forma, las autoridades buscan aflojar las tensiones que generó el torniquete al cepo cambiario, anunciado el último 15 de septiembre.

“El Gobierno se anima a relajar un poco más las restricciones del llamado super cepo, algo que ya había comenzado a hacer cuando redujeron el plazo de 15 a 3 días, buscando dar mayor fluidez al mercado de bonos, que estaba muy trabado, algo que se refleja en las valuaciones deprimidas de los títulos argentinos. Ayuda en el margen a mejorar el clima”, comentó a este medio Jorge Viñas, head portfolio manager de AdCap Asset Managememt.

En tanto, Maximiliano Suárez, de Grupo Bull Market, sostuvo que se trata de “un avance” e indicó que “es una buena señal”. Sin embargo, consideró que lo mejor hubiese sido eliminar la permanencia obligatoria.

“Uno de los puntos anunciados por la CNV les quita las restricciones a los Agentes de Liquidación y Compensación (ALyCs) para las operaciones del exterior vinculadas al cable. Es otra buena señal que va en la misma dirección”, agregó Suárez.

No obstante, el economista de Bull Market mostró reparos para uno de los ítems del comunicado oficial que indica: “De forma transitoria y excepcional, las carteras propias de los ALyCs deberán ser oferentes netos de bonos soberanos en dólares ley local cuando los negocian en pesos, y demandantes netos de estos mismos activos cuando lo hacen en moneda extranjera, todo ello en el segmento de concurrencia de ofertas con prioridad precio-tiempo y de manera diaria”.

Respecto de este apartado, Suárez puntualizó: “Pareciera que están pidiendo a las ALyCS que acompañen la tarea de ANSeS y BCRA de mantener la paridad en dólares al tiempo de ayudar a bajar el tipo de cambio implícito. Es decir, le asignan una función de interés público a los recursos de un privado”. Y añadió: “Aparentemente es para evitar que le compren todo sobre la hora al BCRA. Muchos brokers compraban en prioridad precio tiempo (PPT), que es donde opera BCRA, y lo vendían por SENEBI al día siguiente”.

Quien también dio a conocer su parecer sobre el comunicado de la CNV fue el economista de Cesur Amílcar Collante, que explicó: “Responde a algo que el mercado estaba pidiendo y permite agilizar la operatoria. Probablemente lo mejor hubiese sido eliminar estas restricciones. Hay que tener en cuenta, de todas formas, que el Gobierno tiene una fuerte intervención en el mercado de bonos para marcar las cotizaciones. Fundamentalmente al cierre de las jornadas”.

Más allá de los ítems mencionados, la CNV también anunció que se disminuye el plazo de permanencia de tres a dos días hábiles para quienes realizan una transferencia receptora y luego venden el valor negociable con liquidación en dólar MEP y que se elimina el parking para quienes realizan una transferencia receptora y luego venden el valor negociable con liquidación en moneda local.

En lo que respecta al mercado propiamente dicho, ayer fue un día positivo para el Gobierno en varios frentes. Por un lado, el Banco Central volvió a acumular reservas netas, dado que terminó con un saldo comprador de alrededor de u$s15 millones, según fuentes oficiales. Asimismo, las reservas brutas aumentaron u$s14 millones en relación con el cierre del martes y finalizaron en u$s38.746 millones.

La preocupación, sin embargo, llega cuando se observan las reservas netas, que según cálculos de Invertir en Bolsa se ubican en u$s4.412 millones, mientras que las líquidas, también siguiendo las cuentas de este broker, muestran un negativo de u$s820 millones.

En cuanto a las cotizaciones, volvió a caer el blue: cerró a $158, lo que implicó una baja de $3. En tanto, el contado con liquidación (CCL) cedió $0,47 y finalizó en $150,52. En tanto, el MEP retrocedió $1,20 y cerró la rueda en $146,68.

Asimismo, el dólar mayorista se movió al alza en 9 centavos, para colocarse en $80,79. De esta forma, la brecha con respecto al dólar blue se ubica en 95,6% y en relación al CCL el gap es de 86,31%.

Dejá tu comentario