Mesa de Enlace endurece reclamo; advierten por desabastecimiento

Economía

Por ahora las propuestas del sector de la carne parecen no ser atractivas para el Gobierno. Continúan firmes las medidas de fuerza adoptadas y los reclamos del sector.

La palabra “campo” agrupa a decenas de actividades, estratos productivos y protagonistas. En el mundo de la carne, ocurre algo similar, por eso es importante diferenciar el rol de cada uno de los actores de la cadena productiva. Los criadores (ahora también re-criadores) son los productores primarios y están representados por las entidades que integran la Mesa de Enlace. El resto de los eslabones son los matarifes, abastecedores, frigoríficos y luego comienza la cadena comercial que pone el producto en las góndolas, donde compiten carnicerías y supermercados.

Con el cierre de las exportaciones, los grandes perdedores siempre son los productores primarios, porque con menor demanda cae el valor de su bien comercializable. De hecho, tras la resolución oficial de la suspensión de las exportaciones por 30 días, perdió valor la categoría de faena denominada “vaca”, que lejos de la imaginen que cada uno puede tener del animal en sí mismo, se trata de un producto de “descarte”, sin atractivo para el consumo interno.

Ante la continuidad de la medida de fuerza por parte de las cuatro entidades del campo, quienes también pierden son los frigoríficos. Javier Peralta, secretario de la Federación de Industrias Frigoríficas Regionales de la Argentina (FIFRA), aseguró en declaraciones por Radio 10 que “la medida de fuerza debió haber terminado” y remarcó que “dejó de ser un reclamo sectorial y pasó a ser político”

Peralta explicó que el sector frigorífico atraviesa una situación compleja. “Toda la industria esta en contra del cierre de las exportaciones que impulsó el Gobierno. Es una medida que ya se tomó y sabemos los resultados que dio, pero ahora la situación es distinta porque la calidad de carne que se exportaba en aquel entonces -cuando se cerraron las exportaciones en 2006- no es la misma que se exporta hoy”.

La referencia es clara en cuanto al cliente principal (China) y al producto demandado (vaca de descarte) por el comercio exterior. “El 80% de la carne que se exporta es de una calidad que aquí no consumimos, es decir que si no exportamos vamos a tener disponible una carne que al publico no le interesa porque no está en la dieta de los argentinos”.

La Mesa de Enlace prorrogó hasta el próximo miércoles la medida de fuerza pero la realidad es que si no hay una solución, todos pierden. Incluso el país, porque cada tonelada de carne que no se exporta son menos dólares que ingresan.

En cuanto al cese de comercialización de hacienda, Peralta precisó que “era una medida que debió haber terminado el viernes, porque con la escasa faena que se logró en los últimos días sumado al stock de carne que las empresas tenían en sus cámaras frigoríficas, se pudo abastecer el mercado sin inconvenientes” sin embargo advirtió que en lo sucesivo el panorama será complejo.

El desabastecimiento podría ser una realidad a partir del día del inicio de esta semana. Según el Secretario de FIFRA, “pensaron que teníamos menos stock y que iban a provocar un desabastecimiento, pero como no lo lograron tratarán que eso ocurra”. El problema no sólo será la falta de carne, sino también la dificultad que podrían tener los empresarios del sector al afrontar salarios ya que sin faena no ingresa dinero.

Mientras tanto, el gobierno sigue negociando con el Consorcio ABC, que agrupa a la mayoría de los frigoríficos que venden al exterior. Si bien hubo contactos con el resto de la cadena de la carne, ninguna propuesta avanzó y por ahora la apuesta radica en conseguir un acuerdo de precios razonables para los cortes que no se exportan. Sobrevuela además la posibilidad de una regulación de cortes para cada mercado e incluso mayores retenciones para la exportación. Sería una solución para bajar el precio de la carne a corto plazo pero al mismo tiempo generaría dudas acerca del futuro del negocio ganadero.

Dejá tu comentario