Millonarios: invierten tres de cada diez dólares en acciones y bonos

Economía

Los comúnmente llamados ricos del planeta ya suman casi 20 millones. El año pasado vieron crecer sus fortunas en 9%. Este año todos pierden, incluso ellos, pero aun así siguen liderando los mercados.

No hay duda de que, parafraseando a Oliver Stone en Wall Street II, las grandes fortunas del mundo nunca duermen y así lo muestran las estadísticas donde en 2019, pese a la desaceleración económica global y la guerra comercial entre EE.UU. y China, el patrimonio de los multimillonarios creció 9%. Según la consultora Capgemini, el número de HNWI (High-Net-Worth Individual) como se conoce en la jerga a este selecto club, aumentó a 19,6 millones de personas y arrancaron 2020 con una fortuna valuada en u$s74 billones (185 veces el PBI argentino). Claro que lo acontecido al comienzo de la pandemia infringió un duro golpe a estos magnates. La WFE estima que el impacto del covid-19 significó para todo el mundo una pérdida de u$s18 billones en el primer trimestre de 2020 antes de recuperarse ligeramente en abril. Esto implicaría una disminución del 6% a 8% en la riqueza global, no sólo de los multimillonarios, hasta fin de abril.

La pirámide poblacional de los HNWI se compone de 183.400 Ultra-HNWI que tienen más de u$s30 millones, 1.757.600 de MT-HNWI (nivel medio) que tienen entre u$s5 y u$s30 millones, y la gran base de los llamados “millonarios next door” que son 17.666.600 con carteras de u$s1 a u$s5 millones.

Ahora bien, ¿en qué invierten estas personas? La respuesta varía en función de su origen, pero un rasgo en común es que dedican, aproximadamente, un 30% de su patrimonio a la inversión bursátil y mantienen, por las dudas y para aprovechar oportunidades, un 25% en liquidez. El resto de su cartera está repartida entre renta fija (17%), activos inmobiliarios (14,5%) y otras inversiones alternativas (13%). Pero esta foto muestra un promedio global de estas carteras, lo que deja diferentes realidades según la procedencia del patrimonio. Al respecto, se observa que por activos y regiones, los ultramillonarios que más invierten en acciones son los norteamericanos, casi un 39%, y los que menos los latinoamericanos, sólo un 22%, aproximadamente. En cuanto a la liquidez, las grandes fortunas que más “cash” atesoran son las japonesas, un 29%, mientras que los latinoamericanos únicamente conservan un 22% en inversiones líquidas. Si bien la riqueza sigue creciendo también continúa concentrándose en cuatro países: EE.UU., Japón, Alemania y China reúnen el mayor número de millonarios con el 61,6% del total. Según Capgemini, esta tendencia ya lleva varios años dado que en 2012 el porcentaje era del 58,4%.

Con relación a lo que están haciendo este año los analistas señalan que han cambiado algunas prioridades en la era pospandemia donde ganan terreno las inversiones sostenibles que siguen criterios medioambientales y sociales.

Y como al resto de los mortales, a los ricos tampoco les gusta perder dinero, por eso están empezando a ser más críticos con las comisiones aplicadas por los gestores de sus patrimonios: un 33% dijo que no le gustaron las tarifas de 2019, casi 2 de cada 5 grandes fortunas podrían cambiar de firma el próximo año -42% por las elevadas comisiones- y el 74% consideraría la contratación de servicios de las grandes tecnológicas (bigtechs).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario