2 de noviembre 2001 - 00:00

Nuevo asesor de Cavallo pide un plan "creíble"

El gobierno contrató a Merrill Lynch y al presidente de su división internacional, Jacob Frenkel, como asesores para los programas y medidas económicas que está diseñando, según confirmó ayer esta empresa a través un comunicado.

Merrill Lynch explicó que su tarea será asesorar a las autoridades argentinas «en política macroeconómica y en el diseño de estrategias encaminadas al crecimiento económico y la estabilidad, incluidas las que están orientadas a la administración de la deuda y el análisis de responsabilidades».

Por su parte, antes de partir hacia Buenos Aires, Frenkel señaló desde Nueva York: «Tenemos el objetivo de desarrollar una estrategia financiera integral que pueda ser la base fundamental para la reanudación de un crecimiento económico sustancial y ponerlo en práctica de una manera eficiencia y ordenada».

«La Argentina enfrenta una reto muy serio. Mi equipo y yo usaremos toda nuestra experiencia y todos los recursos globales de Merrill Lynch para enfrentarlo en el futuro», aseguró el economista.

Sin embargo, Merril Lynch no dio datos sobre sus honorarios y tampoco especificó si el contrato es por un plazo determinado. «La Argentina necesita una plan creíble de crecimiento, y la clave del éxito es un programa ideado por el propio gobierno», sostuvo Frenkel.

Además, agregó que «la clave para obtener apoyo internacional es la voluntad y capacidad para operar una política orientada al crecimiento», pero descartó que exista una «varita mágica» que recupere el crecimiento «de un día para otro». Frenkel, que antes de incorporarse a Merrill Lynch se desempeñó como presidente el Banco Central de Israel, fue convocado por
Domingo Cavallo con la intención de que sus fluidos contactos en el mundo financiero faciliten las negociaciones con los acreedores en la operación de canje de deuda que el gobierno planea llevar adelante.

Dejá tu comentario

Te puede interesar