Para De Vido, "la culpa es del clima"

Economía

Julio De Vido afirmó ayer que el sistema eléctrico y el gasífero «han respondido a plenitud y con absoluta solidez frente a una situación excepcional» de bajísimas temperaturas. El funcionario se refirió así por primera vez a la crisis provocada esta semana por el frío.

De Vido formuló declaraciones en una conferencia de prensaofrecida en la Casa de Gobierno, para presentar el proyecto de ley que impulsa el Poder Ejecutivo para gestionar el sistema ferroviario. (Ver página 4.)

Según el ministro, «entre Atucha I y Embalse, vamos a tener 1.100 megavatios más de electricidad, lo que nos permitirá superar el pico de hoy (por ayer)». Esta información no pudo confirmarse porque las centrales nucleares necesitan en general cierto tiempo para el arranque, estarían operando a pleno en 48 horas, si todo funciona como espera el ministro.

De Vido reiteró el argumento de que «los servicios de electricidad y gas que fueron suspendidos inicialmente, como su nombre lo indica, son interrumpibles, por eso tienen una tarifa menor y están sujetos a corte ante el crecimiento de la demanda».

Añadió que se atraviesa «un evento climático extraordinario», y que un sistema «no puede estar dimensionado para situaciones que se producen cada 45 años». Entre las afirmacionespolémicas que realizó, De Vido confirmó que se está importando energía eléctrica desde Uruguay y Brasil, y consideró que «un país que compra energía para generar valor agregado a su producción industrial, tiene una política eléctrica inteligente».

  • Importación

    El ministro indicó que se están importando 500 megavatios de Brasil, a cambio de suministrar a ese país 1,5 millón de metros cúbicos diarios de gas argentino en el momento de mayor consumo del próximo verano. También dijo que Uruguay se está abasteciendo con la energía generada por la represa Río Negro, con lo cual toda la energía producida por Salto Grande está destinada a la Argentina.

    Como contrapartida, De Vido señaló que el miércoles «Montevideo sufrió efectos de clima extremo y cumplimos, remitiéndoles más gas del que necesitan habitualmente, sin por eso afectar el consumo argentino». Agregó que también se cumplió con Chile, «y evitamos que su sistema de gas residencial tuviera problemas de abastecimiento».
  • Dejá tu comentario