Pese a la crisis, en Alemania hay más ricos

Economía

La crisis de deuda europea afecta a los países de manera diversa, ya que mientras algunas economías se desploman, Alemania cuenta cada vez con más ricos y mejora su clima de inversión, aunque los beneficios de los bancos germanos cayeron, según diferentes informes.

De acuerdo al borrador de un informe oficial que reproduce la agencia de noticias local DPA, los alemanes son cada vez más ricos a pesar de la crisis que sacude al Viejo Continente.

El patrimonio privado en la primera economía europea alcanza los diez billones de euros (10,3 billones de dólares), cerca de 1,4 billones más que en 2007 y casi el doble de la cifra de 1992.

El nuevo estudio sobre riqueza y pobreza que el gobierno alemán elabora cada cuatro años y que adelanta hoy el diario "Süddeutsche Zeitung" refleja también que la distribución de esa riqueza es cada vez más desigual.

A todo esto, el clima de inversión en Alemania mejoró en septiembre por primera vez en cinco meses en medio de un cauto optimismo sobre la situación en Europa, informó el instituto de investigación económica ZEW en la ciudad de Mannheim.

El índice que mide las expectativas de inversores en la mayor economía europea subió 7,3 puntos hasta -18,2. Los analistas contaban con una mejora algo menor hasta los -20 puntos. El indicador venía cayendo desde abril y había tocado su mínimo anual en agosto.


El presidente del ZEW, Wolfgang Franz, atribuyó el dato positivo al programa de compra ilimitada de deuda pública anunciado a principios de mes por el Banco Central Europeo (BCE).

"Sin embargo, la crisis de deuda no está resuelta y los riegos para la coyuntura siguen siendo potentes", advirtió.

A pesar de la proliferación de ricos y de las mejoras en el clima de inversión, la crisis hunde el beneficio de la banca alemana.

En tanto, la crisis de deuda en Europa y el enfriamiento de la coyuntura hundieron los beneficios de los bancos alemanes en la primera mitad del año y seguirán haciéndolo los próximos meses, según un informe publicado hoy en Francfort.

La consultora Ernst & Young señala que los principales bancos alemanes ganaron 42 por ciento menos en los primeros seis meses de 2012. El beneficio neto de las 13 entidades estudiadas cayó de 9.300 millones de euros (12.100 millones de dólares) a 5.400 millones.

La debilidad de la coyuntura fue el principal problema para los bancos de la primera potencia europea, señala el estudio. Ante el temor de créditos impagos, las entidades aumentaron sus reservas más de la mitad de 1.700 a 2.500 millones de euros.

Dejá tu comentario