Funes de Rioja: "Debe haber una política de descongelamiento de precios"

Economía

El titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) valoró la convocatoria de las autoridades, pero resaltó la importancia de avanzar en una liberación de precios.

Con la participación de representantes del sector alimenticio, comenzó este jueves la mesa de diálogo convocada por el Gobierno con el fin de alcanzar acuerdos de precios y salarios que permitan hacer frente a la inflación y sus múltiples causas. A la salida, el empresario Daniel Funes de Rioja valoró la apertura del diálogo pero insistió en que “debe haber una política de descongelamiento de precios”.

El titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) acudió al llamado de las autoridades gubernamentales con el objetivo de consensuar un camino para resolver las demandas vinculadas a los precios y a los salarios. El encuentro se realizó en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Productivo que conduce Matías Kulfas, con la presencia de distintos funcionarios nacionales.

"Esto ha sido la apertura de un proceso de diálogo. Hubo un reconocimiento de que hay un problema”, dijo una vez finalizada la reunión. Al mismo tiempo remarcó que dialogó "con el vice ministro de economía sobre el tema de la inflación, sus causas, las multicausales como dice el ministro Martín Guzmán. Nunca vamos a tirar del mantel porque queremos que haya comida en las mesas de los argentinos”.

Por otro lado, resaltó que pidió al Gobierno avanzar en un esquema de liberación de precios. “Debe haber una política de descongelamiento de precios. Hay que ver cómo se componen los costos logísticos", añadió.

Además de la Copal, en la reunión también estuvieron presentes ejecutivos de las firmas productoras de alimentos Arcor, AGD, Molinos Ríos de la Plata, Nestlé, Unilever, Ledesma, Danone, Granja Tres Arroyos, el consorcio de exportadores de carnes ABC y Mondelez, entre otras, según detallaron fuentes oficiales y del sector.

También hubo representantes de los supermercados y de los productores de materias primas, por lo cual se espera la presencia de la Asociación Supermercados Unidos (ASU) y del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA).

Además, estuvo presente el sector sindical, con la participación de representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT), la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA), el Sindicatos de Trabajadores de Industrias de Alimentación (STIA) y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (Faecys).

El sector alimenticio es el que viene registrando los mayores incrementos de precios, una tendencia que se fue profundizando durante la pandemia y en los movimientos del dólar, con su consiguiente impacto en la inflación y en los niveles de pobreza.

En ese marco, el Gobierno ha recurrido a diversos instrumentos para frenar esta tendencia, entre ellos los programas Precios Cuidados y Precios Máximos, y acordó con frigoríficos la venta a precios rebajados de ocho cortes de carne vacuna en el Mercado Central y en supermercados de todo el país.

A la par de la suba de precios, comenzó a notarse además un incipiente desabastecimiento de productos en las góndolas, que los fabricantes atribuyeron a los inconvenientes laborales y de logística que genera la pandemia, aunque especialistas del sector sospechan sobre una posible especulación a la espera de mejores precios.

La suba en los precios internacionales de los comodities tampoco está al margen del alza de precios, porque si bien la soja se exporta en más del 90 por ciento de su producción y su incidencia en el mercado interno es mínimo, no pasa lo mismo con el trigo para la producción de harina y el maíz como alimento de animales, algo que el gobierno quiere desacoplar de los precios domésticos.

En la primera reunión que el Gobierno había mantenido con empresarios, el 11 de febrero último, en el Museo del Bicentenario, estuvieron el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Trabajo, Claudio Moroni; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; y la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

Dejá tu comentario