Se derrumban los mercados en Reino Unido por reformas fiscales y "posible recesión"

Economía

Además las reformas fiscales que anunció el gobierno empujaron a la baja a los bonos del Estados y los mercados.

La estimación de que el Reino Unido haya entrado en recesión, el anuncio de reforma fiscal que realizó este viernes el Gobierno, como la reducción del gasto y el aumento del endeudamiento, empujaron a la baja los bonos del Estado y a la libra esterlina, que se acerca a sus niveles mínimos.

La actividad económica en el Reino Unido se contrajo en septiembre a un ritmo que no se registraba desde enero de 2021, mientras el país atravesaba un estricto confinamiento. Estiman que el país está en recesión según el índice PMI Flash Composite de S&P Global y CIP.

El país dispuso esta semana una suba de la tasa de interés de 50 puntos básicos para contener la inflación, mientras que busca financiar el consumo de energía de ciudadanos y empresas. Los recortes fiscales que se anunció este viernes, como la reforma de ayudas sociales para fijar un ingreso mínimo, la reducción de prestaciones, el la eliminación del tope de ganancias a banqueros.

"Las dificultades económicas del Reino Unido empeoraron en septiembre, con una caída en la actividad comercial que indica que la economía probablemente esté en recesión", dijo Chris Williamson, economista de S&P Global, en un comunicado el viernes.

El índice, considerado un barómetro de crecimiento y que se basa en encuestas a empresas, se situó en 48,4 en septiembre. Cuando está por debajo de 50, refleja una contracción de la actividad, que ya había ocurrido en agosto (49,6).

"El aumento del costo de vida, vinculado a la crisis energética, y la creciente preocupación por las perspectivas están frenando la demanda y afectando la producción en proporciones que no se veían desde 2009", dijo Williamson.

La libra esterlina pierde el 1,6% de su valor frente al dólar y se ubica en 1,1073.

El Banco de Inglaterra también estimó el jueves que la economía británica estaría en recesión a partir del tercer trimestre, lo que no se confirmará antes de la publicación de las cifras, previstas en noviembre.

Este anuncio se superpone con al decisión del Gobierno de gastar 60.000 millones de libras para contener el impacto del precio de las tarifas de gas y electricidad sobre las familias y las empresas.

El país además anunció este viernes que eliminará el límite a los bonus o primas de los banqueros, prometiendo una ambiciosa agenda de desregulación de la industria financiera londinense para impulsar el crecimiento. El tope limita las primas al doble del salario básico de un banquero, con la aprobación de los accionistas, y se introdujo en la Unión Europea para frenar la asunción de riesgos excesivos después que los contribuyentes tuvieran que rescatar a los bancos en la crisis financiera mundial.

Temas

Dejá tu comentario