Se perdió toda noción de valor

Economía

Sabemos de precios, de índices que vuelan por los aires y son sólo hojas al viento, cada rueda que se abre es obra maestra de suspenso pero, en el medio de la tormenta de los mercados y los tartamudeos de Bush, alguien -que conserve la calma y tenga presente la «noción de valor» de los activos que estallan- puede que esté forjando una cierta fortuna a mediano plazo (quizás, menos).

Pero, también tal tipo de mensaje cae en el vacío para el común de las personas que sólo quieren saber dónde está la salida, si están adentro. O correr lejos de todo activo de riesgo, si es que están afuera. Sin embargo, es una de las «leyes de oro», bajo distintas expresiones. Acaso, la más cruda resulte la de: «comprar, cuando hay sangre en las calles...». La más suave: «comprar, cuando todos venden».

Esto ha sido así, desde el confín de los mercados y su historia de toda época: y volverá a serlo, sin dudas.

Pero, por de pronto, todo siguió viaje al centro de la tierra y cuando dio muestras de frenarse y repuntar, de inmediato fue abortado por nuevas hordas de vendedores en el mundo. Al toque de campana, el Dow terminaba como siempre, en este caso perdiendo otro 2,1%. En el Bovespa era similar, 2,25%. Y para el Merval clásico quedaba una baja algo menor, 1,82%. Tras tocar «1.320» de mínima, con máximo en «1.407» y cierre de «1.359».

En el listado de «locales» la cosa fue menos benigna, al quedarse con 2% de merma. Solamente «9» acciones con aumentos, por «60» en rebaje, siendo una versión repetida en estos días y solamente modificada en sus términos.

  • Papel picado

    Un total de $ 105 millones de efectivo circuló en la plaza local, con fuerte participación de Tenaris -más de un millón de títulos- que se acercó a la mitad de la suma total del día. Es tiempo para realizar la tarea de revisar, entre tanto papel en época de «liquidaciones» de invierno y aprovechar las mejores ofertas del mercado. La Bolsa, al desnudo.
  • Dejá tu comentario