Se rompió más de una marca histórica

Economía

Por fin se dio y en una de las sesiones que parecía menos probable. Por primera vez en siete años, el S&P500 cerró marcando un nuevo máximo histórico, luego de ganar 0,8% durante la rueda (idéntico guarismo al del NASDAQ, pero inferior a 0,83% del Promedio Industrial que cerró en 13.633,08 unidades -también un cierre récord-). La propia coincidencia de la suba entre los tres principales indicadores bursátiles sugiere lo que fue tal vez lo mejor de la jornada y es que fue "general", abarcando empresas medianas, pequeñas y grandes (los índices Russell 200 y el Wilshire 5000 también quebraron récords) , minoristas, petroleras, tecnológicas y papeles cíclicos, etcétera.

Tal vez, el mejor reflejo del optimismo imperante lo dieron los comentarios que afirmaron que si hoy el mercado estuviese valuado en función de las ganancias (radio P/E) como lo estaba en marzo de 2000, estaríamos hablando de un S&P en torno a los 2.600 puntos (frente a este argumento la mejor respuesta puede ser aquello de que: "Si mi abuela tuviese ruedas, sería.....). Lo curioso es que durante el mes de abril (último del cual tenemos datos) apenas 10 por ciento de los 18.310 millones de dólares netos que ingresó al mercado de acciones vía fondos comunes fue a parar a fondos " norteamericanos", mientras 90 por ciento entró en fondos globales. Esto, aun sin tener en cuenta que los volúmenes negociados en lo que va del mes no son nada para destacar (por lo bajos), refleja el poco interés que por alguna razón despertó hasta aquí la actividad bursátil entre el gran público.

Decimos que la jornada parecía la menos apropiada para tanta euforia, porque poco antes de la apertura la Bolsa de Shanghai se desplomó 6,5 por ciento reavivando los temores a que se repitiese lo del 27 de febrero. Pero luego que quedó claro que esto obedecía a causas puramente técnicas (se triplicaron los impuestos a la transacción de acciones), los inversores se calmaron, y cuando más tarde se difundieron las minutas de la última reunión de la Fed (que en realidad no aportaron nada nuevo), la euforia cubrió al mercado bursátil. Ahora, a pensar.

Dejá tu comentario