Adler: "El bono ratifica la condición de pobreza jubilatoria"

Economía

El especialista en finanzas, Daniel Adler, se refirió a los anuncios de Sergio Massa. "Un bono de 7000 pesos ratifica la condición de pobreza jubilatoria y, claramente, no sirve para combatir la inflación", comentó.

“Si bien siempre son positivos los aumentos jubilatorios, se mantiene una deuda histórica con los jubilados y pensionados. Un bono de 7000 pesos ratifica la condición de pobreza jubilatoria y, claramente, no sirve para combatir la inflación”, comentó Daniel Adler, especialista en Educación Financiera y Emprendedurismo, tras los anuncios de Sergio Massa para jubilados y pensionados.

“En un contexto donde la suba mensual de alimentos es de 12.7%, la proyección de inflación general para Julio es del 8.5%, el 60% de los medicamentos más vendidos quedaron por encima del IPC y 6.900.000 jubilados y pensionados pelean por subsistir con menos de $1.400 por día, cuando una canasta básica jubilatoria equivale a unos 93.000 pesos; el dilema es ¿Vivir o sobrevivir?”, se preguntó el especialista.

“También es importante –agregó- el hecho de que por cada Jubilado solo haya 2 o 3 aportantes registrados, cuando deberían ser 7 u 8. Eso se debe a la inflamabilidad laboral que profundiza el déficit fiscal por los Planes y Subsidios que el Estado otorga para tratar de sobrellevar el problema y potencia aún más la inflación”

Daniel Adler 8.jpg

Adler reflexionó en que “La jubilación debería ser un nuevo comienzo, una etapa de relax, cerrar un capítulo para comenzar el siguiente pero con más tranquilidad. Lamentablemente eso no sucede en nuestro país, los apremios económicos, las pruebas de vida, los tramites y las largas filas para cobrar un equivalente de u$s 127 dejan sin margen de acción a este sector de la población, llenan de incertidumbre y de hambre la realidad de los jubilados”

“Esta realidad y la inacción o incapacidad del Estado para solucionar este problema nos lleva a una nueva encrucijada: continuar en la zona de 'confort', lo que significa soportar lo que les pasa, o retornar a la vida laboral para lograr más ingresos, en especial por la vía de un emprendimiento”, explica Adler y continúa: “a las grandes decisiones se llega producto de la inspiración o de la desesperación, cualquiera de las dos es válida para despertar el intelecto y dar el salto a un nuevo nivel, a pelear una batalla más, tal vez la última y definitiva en el caso de los jubilados, pero la que los puede poner en carrera otra vez. Ese desafío es el emprender después de los 60 años”

“Un jubilado puede repensar en lo que más le gustaba hacer, en su talento oculto, y allí empezar a desarrollarlo, poner objeticos, establecer una marca, darla a conocer y lentamente retomar la senda del trabajo, por cuenta propia, como alternativa a la situación actual que atraviesan”, finalizó.

Dejá tu comentario