23 de noviembre 2004 - 00:00

Serio: se demora más oferta a bonistas. Mercados lo anticipan

Ayer la Bolsa perdió casi 5%; y los bonos posdefault, 2,5%. Fue por renuncia del Bank of New York a ser agente de la operación. Es más grave. Debe recomenzarse, y en junio recién podría cerrar el proceso. Lavagna confesó que están rediseñando todo. Quedó al descubierto la imprevisión del equipo económico. El Bank of New York venía trabajando sin ningún contrato firmado. Sería reemplazado por Morgan Stanley, que tiene menor jerarquía. Los acreedores hoy con juez Griesa piden bloquear oferta, pero en realidad ya fue bloqueada por la propia impericia oficial. No es gratis: se deberá pagar más al FMI con reservas del Central.

Guillermo Nielsen
Guillermo Nielsen
Dos bancos internacionales reemplazarán al Bank of New York en el proceso de renegociación de la deuda a nivel internacional, según confirmó ayer por la noche el ministro de Economía, Roberto Lavagna. Uno de ellos, que sería Morgan Stanley, actuaría como fiduciario, mientras que un banco que ya hoy actúa como asesor tomará el rol clave de agente de canje (está entre el UBS y Merrill Lynch).

La elección de las nuevas instituciones que se pondrán al frente del canje no es sencilla. Muchos bancos decidieron abrirse porque fueron colocadores de bonos argentinos en los '90 y otros prefieren no tener vinculación alguna con la quita récord que propone el gobierno argentino.

• Diferencias

Trascendieron ayer más detalles de la renuncia del Bank of New York (BoNY) como agente del canje. Tras la afirmación del juez Griesa a acreedoresen la audiencia hace una semana -destacó que no permitirá que haya privilegios en la oferta argentina-el BoNY resolvió alejarse. No sólo temía millonarias demandas judiciales de bonistas sino que también venía acumulando diferencias con el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen. El error principal del equipo económico pasó por no haber firmado con el BoNY un contrato pese a que hace 30 días que venía trabajando en la operación. Ingenuidad e inexperienciaoficiales. El JP Morgan fue tentado ayer para reemplazar al BoNY, pero fue elegante a la hora de rechazar la propuesta: pidió tantas garantías legales y hasta de efectivo (se hablaba ayer de u$s 1.000 millones) que obviamente hacía inviable su participación.

Mientras tanto el titular de la Caja de Valores, Luis Corsiglia -y también director de la flamante estatal ENARSA-, participó desde el mediodía en reuniones junto a Nielsen y su equipo de colaboradores. El objetivo pasó por determinar el rol que la institución tendrá a partir del 29, cuando arranque el canje en la Argentina, de acuerdo con el compromiso asumido por Roberto Lavagna.

El pedido del Palacio de Hacienda es que la Caja de Valores también concentre los pedidos de los inversores extranjeros y no solamente de los bonistas locales, como estaba previsto desde un principio
. Corsiglia aseguró que «tenemos la capacidad» para hacer frente al canje tanto local como del exterior, aunque enfatizó que «todavía estamos analizando distintos aspectos técnicos». Igualmente es altamente improbable que un inversor extranjero acepte la propuesta a través de la Caja de Valores. Al mismo tiempo los directivos de la institución sabían poco y nada de lo que el equipo económico estaba preparando sobre la renegociación.

• Especulación

En Economía reconocían en privado que serán muy pocos los inversores que estarán dispuestos a participar del canje si para eso tienen que trasladar sus bonos del mercado de origen a la Caja de Valores. «Es una operación muy compleja, en la que deberían participar las casas de clearing del exterior, y éstas tampoco confirmaron su presencia», aseguraban en los pasillos entre reunión y reunión.

Los cambios del agente de canje genera otros inconvenientes paralelos. Por ejemplo, deberá cambiarse el prospecto enviado a la Securities and Exchange Commission (SEC), que justamente mencionaba al Bank of New York como quien actuaría en ese rol. Ahora, al menos ese casillero será modificado
.

Mientras tanto, la fecha en que se realizará la presentación de la oferta pasó a un segundo plano. Desde ya, quedó totalmente suspendido el road show a nivel internacional. Pero todavía podría realizarse una austera presentación en la Bolsa de Comercio. Había quedado este viernes como fecha establecida, pero también hay dudas respecto de que finalmente se haga este encuentro con los inversores para lanzar formalmente el canje.

Por supuesto, el hecho de que no arranque la operación en el exterior podría generar que muchos acreedores locales decidan esperar para ver cuál será el resultado global del proceso. Se especula con que recién en el segundo trimestre de 2005 podría quedar completado y siempre que no haya además trabas legales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar