Tras el alivio, la principal región agrícola del país recibirá pocas lluvias en las próximas semanas

Economía

Si bien las precipitaciones recientes trajeron un importante alivio a los cultivos de la soja y los cereales, se prevé que el clima cambie en la región pampeana, a poco de que comience la cosecha gruesa.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) señaló este jueves que la región pampeana, principal área agrícola del país, recibirá pocas lluvias en las próximas semanas, luego de algunos días con abundantes precipitaciones que limitaron las pérdidas que una sequía provocaba en los cultivos de soja y maíz.

A partir de esta falta de lluvias, la entidad recortó sus previsiones para las cosechas de la oleaginosa y el cereal a 44 y 45 millones de toneladas, respectivamente. Cabe remarcar que Argentina es el principal exportador mundial de los derivados de la soja y el tercero de maíz.

En la próxima semana "la mayor parte de la Región Pampeana y la mayor parte del Uruguay observarán precipitaciones escasas a nulas (menos de 10 milímetros), con focos con valores moderados", dijo la BCBA en su reporte climático semanal, que reiteró el pronóstico para la última semana de marzo.

Las zonas más afectadas por el déficit hídrico continúan siendo el centro-este de Entre Ríos, el norte de La Pampa-oeste de Buenos Aires y el núcleo sur.

En su informe de cultivos, la bolsa señaló que si bien las precipitaciones recientes trajeron un importante alivio a la soja, los lotes sembrados de manera tardía aún presentan condiciones muy heterogéneas en importantes zonas productoras.

Durante la semana, las cosechadoras progresaron 2,5 puntos porcentuales hasta cubrir el 5,9% de las 6,3 millones de hectáreas aptas.

La BCBA aseguró que "los rendimientos registrados se mantienen cercanos a los promedios zonales, pero se encuentran por debajo de las productividades de la campaña previa".

Por último, la cosecha de girasol avanzó 21,2 puntos porcentuales durante esta semana con los trabajos concentrados en el centro y el sudoeste de Buenos Aires.

Así, el progreso de trilla se ubicó en el 64,4% de las 1,26 millones de hectáreas cosechables, con un rendimiento promedio de 21,4 quintales por hectárea que permite mantener la estimación de cosecha en 2,7 millones de toneladas.

Dejá tu comentario