Techint: el Gobierno interviene para evitar que concrete los 1.450 despidos

Economía

Sin nombrar a la firma de Paolo Rocca, el Presidente de la Nación dijo en Twitter: "Yo no dejaré que lo hagan" y los llamó "miserables".

La decisión que adoptó el viernes Techint de despedir a 1.450 trabajadores a partir de hoy lunes, generó un rechazo inmediato y previsible de los gremios. Lo que no estaba en los planes de la empresa de la familia Rocca era que el propio Presidente de la Nación, Alberto Fernández, saliera a cuestionar severamente la medida y dejar en claro que no estaba dispuesto a aceptarla. “Yo no dejaré que lo hagan”, dijo a través de su cuenta en Twitter.

De inmediato, se pusieron en marcha los resortes oficiales para evitar que los despidos se concreten. El Ministerio de Trabajo convocó para hoy a una videoconferencia a directivos de la empresa siderúrgica y de construcciones y también a dirigentes de sindicato de la construcción (UOCRA). La intención oficial es forzar una negociación para encontrar una fórmula que permita no concretar los despidos en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Los despidos afectan al personal que trabaja en obras para clientes del grupo Techint que fueron suspendidas por la cuarentena en Buenos Aires, Tucumán y Neuquén. Desde la empresa salieron a aclarar que “en cuanto se reanude la actividad esos contratos serán reactivados”.

Pero la explicación no dejó satisfecho al gremio, que asegura que este no es el único caso, y que podría haber unos “100 mil despidos” en la construcción en las próximas semanas, según el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez. También dijo en declaraciones a la radio AM 750 que están en peligro “8.500 puestos más” de la petrolera YPF.

A través de Twitter, Alberto Fernández cargó con dureza contra los empresarios que despiden trabajadores en las circunstancias actuales, aunque evitó mencionar a Techint con nombre y apellido.

“Algunos miserables olvidan a quienes trabajan para ellos y en la crisis los despiden”, dijo. Y advirtió: “A esos miserables les habló el papa Francisco y ahora les digo yo que no dejaré que lo hagan”.

“Cómo dije en el G20, nadie se salva solo. Hay que ser solidario, ponerse en el lugar del otro y ayudarlo”, agregó Fernández.

Si bien desde la compañía presidida por Paolo Rocca se preocuparon en aclarar que el personal será “recontratado” en cuanto las obras privadas frenadas por la cuarentena se reanuden, lo concreto es que hasta ahora el holding tenía decididas las bajas de esos contratos por la caída de los principales proyectos en las provincias de Buenos Aires, Tucumán y Neuquén.

Desde Techint Ingeniería y Construcción habían explicado a la agencia NA que “cuando los proyectos vuelvan a arrancar, se tomará nuevamente al personal para llevarlos adelante. La esencia de la empresa es realizar estos proyectos. Esperamos poder retomarlos a la brevedad”.

Las fuentes de la empresa también destacaron que la posibilidad de desvinculación está contemplada dentro del convenio colectivo de trabajo de la construcción que permite la finalización de los contratos establecidos a término si la obra en cuestión quedara suspendida por algún motivo.

Ahora, la reacción de Alberto Fernández hace prever que habrá una dura negociación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario