Para UIA, la actividad industrial subió 8,4% mensual en julio

Economía

De todas formas, el sector permanece un 3,9% por debajo de los niveles prepandemia, "producto de la heterogeneidad sectorial y regional".

La actividad industrial se contrajo en julio 2,2% interanual, aunque registró una suba del 8,4% mensual en la medición desestacionalizada, según un relevamiento realizado por la UIA. Así, el sector permanece un 3,9% por debajo de los niveles prepandemia, “producto de la heterogeneidad sectorial y regional”. Con estos datos, señaló el estudio, en los primeros siete meses del año se acumuló una baja del 11,9% en comparación con el mismo período del año pasado.

“El piso de la caída en el nivel de actividad parece haber sido abril, por tratarse del primer mes completo del aislamiento social preventivo y obligatorio, donde sólo estaban habilitados los sectores considerados esenciales. El progresivo retorno a la actividad de distintos rubros industriales permitió ir normalizando los niveles de producción. Sin embargo, el desempeño dispar, tanto sectorial como regional, explica que el nivel de actividad sea menor al registrado antes del estallido local del Covid-19”, señaló el informe elaborado por el Centro de Estudios de la UIA.

Es así que, al analizar los distintos sectores industriales y el impacto que las distintas etapas de la cuarentena tuvo en cada región, se observan las diferencias en los niveles de actividad. Así es que, por ejemplo, para los rubros considerados como esenciales, “se ha incrementado durante la pandemia y se espera un dinamismo aún mayor una vez recuperados los niveles de demanda previos”. Es el caso del sector de sustancias y productos químicos (+19,6%, aunque las ventas de medicamentos se contrajeron -3,1% interanual) y algunos rubros de alimentos y bebidas (-1,3%, aunque descontando el complejo de oleaginosas se registra una suba de 1,6%), “donde sin embargo también hay empresas con problemas de rentabilidad por el congelamiento de precios”.

Por otro lado, la entidad que encabeza Miguel Acevedo señaló que muchos sectores “pudieron adaptarse al contexto” una vez que se fueron habilitando las distintas reaperturas. “Es el caso de la producción de minerales no metálicos, metalmecánica, la industria automotriz, la industria electrónica de consumo y papel y cartón”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario