Un hombre desprolijo

Economía

El ex senador José Genoud, forzado a dar explicaciones tras la aparición del arrepentido Mario Pontaquarto, atribuyó esa actitud a una quiebra anímica. Fue anoche por canal «América» con «Día D».

JOSE GENOUD: A Pontaquarto no lo designé yo, lo designó el bloque y antes había sido secretario parlamentario con Ruckauf. Debo reconocer que era dinámico y activo, que tenía relación con todos y por eso era útil.

Periodista: No está hablando bien de él...

J.G.: Por algo estuvo tanto tiempo en el cargo. Pero con el escándalo de las coimas debe renunciar. El cae de un sueldo de 10 mil pesos a 600 pesos. Es el muy desprolijo en su vida personal, en sus hábitos. Me enteré que tenía deudas que no iba a pagar nunca. Creo que era un hombre desesperado, que estabamal. El dice que hace esta de-nuncia porque le pidió ayudas a todos y nadie se la dio. Entonces, cuando Scioli lo exonera, él toma la decisión de hacer esta declaración.

P.: ¿Cree que hubo coimas?

J.G.: Si yo tuviera la certeza lo hubiera denunciado.

P.:
No le digo certezas, digo si cree que hubo.

J.G.: Creo que hubo una gran cantidad de favores personales. Había que andar bien con el justicialismo, del gobierno, de Alvarez para que el justicialismo lo apro
bada (La ley). Embajadores que se pidieron, ATN.

Dejá tu comentario