Un lánguido andar envolvió la rueda

Economía

Nada para tamizar demasiado, a partir de un sustento que dejó ver más nítidamente el modo en que se fue perdiendo tracción a medida que avanzó el mes.

Ayer fue como si el mercado hubiera tocado fondo en su cúmulo de órdenes y esto ya les incorpora más incertidumbre a los cierres de cotizaciones de enero.

Un día sumamente pesado para transar, con muchos «lunares» operativos en un horario que se fue haciendo eterno.

Desde el exterior arribaba la mala performance del índice de Brasil, debiendo acusar las tomas de utilidades de modo notorio y con casi 2% de caída.

El Merval hizo piso del día en sólo 2.020 puntos y esto resultó unas veinte unidades debajo del máximo en el día, que alcanzó los 2.040.

En el final, muy cerca de lo más flojo de la rueda, con 2.022 y un porcentual que merodeó 1 por ciento de rebaja sobre la clausura anterior.

  • Poco y malo

    Se hizo poco, muy poco; el mercado accionario tuvo que moverse con solamente $ 21 millones de efectivo y esto le reservó apenas 4 por ciento de participación en la suma general de lo hecho en la rueda -509 millones de pesos-, mostrando a las claras que la contracción respondió solamente a tal sector.

    Tan extraño que fue como una súbita bruma, a la que habrá que conectar con alguna inquietud que esté flotando en el ambiente. Queda la chance de que sólo resulte un «pozo de aire», lo que obliga a seguir muy de cerca las fechas que vienen.

    La vital acción de Tenaris resultó un ejemplo concreto del arrugue de negocios, con apenas 42.000 papeles realizados y 0,4% de aporte negativo hacia el índice.

    Por muy contraído todo, por debilitado en todo aspecto, puede que resulte el día más inútil de lo que se vio en el primer mes. Y la Bolsa, pensativa.
  • Dejá tu comentario