Rotoplas invierte u$s5 M pese a la caída de ventas

Economía

Instalará en Pilar una planta para aumentar 30% la producción de calefones y termotanques de su marca Señorial. Elevará 20% su plantilla de personal.

Salvo alguna excepción, la pandemia afectó los ingresos de casi todas las empresas en el país. Sin embargo, la mayoría consideró la situación como transitoria y continuó adelante con sus planes de inversión a pesar de perder rentabilidad. Uno de estos casos fue el grupo mexicano Rotoplas, que viene de dos trimestres seguidos con caída interanual de ventas del orden del 20%. Pero la compañía ratificó la última semana el desembolso de u$s5 millones en una nueva fábrica de termotanques y calefones de su marca Señorial.

La planta estará ubicada en Pilar sobre un predio de 12.000 m2, con una superficie cubierta total de 6.500 m2 y tecnología de punta para una producción sustentable, optimizando los consumos de gas y electricidad, según explicó Pablo Feresini, director general de Rotoplas en Argentina, tras reunirse con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

La fábrica permitirá incrementar 30% la producción de artefactos y elevará 20% la plantilla de trabajadores. Rotoplas se dedica a ofrecer soluciones para el almacenamiento, conducción, tratamiento y reciclaje de agua. Cotiza en la Bolsa de México. Está presente en 14 países y tiene 18 plantas propias. En Argentina tiene Rotoplas (tanques de agua), IPS (tuberías) y Señorial. Emplea unas 700 personas, de las cuales 190 trabajan en Olivos, donde fabrica los artefactos de calentamiento de agua Señorial, marca que compró en 2016.

Resultados

Las ventas netas en Argentina durante el segundo trimestre totalizaron 322 millones de pesos mexicanos (unos 15 millones de dólares, según la cotización actual), que representaron una caída de 20,5% interanual, similar a la acumulada en el semestre. “Las interrupciones en nuestras operaciones, que se limitaron o pararon por 33 días en el semestre, redujeron nuestras ventas en $125 millones” (unos u$s 5,8 millones), explicó Mario Romero Orozco, CFO del grupo, al enviar los resultados a la Bolsa de México.

Las ventas en Argentina ya venían de una caída interanual de 18,6% en el primer trimestre, a pesar de que en 2019 el sector de electrodomésticos ya enfrentaba uno de sus peores momentos por el impacto de la crisis económica previa a la pandemia. Pero los vientos parecen haber empezado a cambiar. Según Orozco, “en Argentina estamos viendo una tasa de ejecución realmente positiva en junio, ya que las restricciones se han aliviado, con ventas creciendo en dos dígitos (18,8%) en moneda local contra el primer trimestre y exportaciones subiendo 81%”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario