Virtual nacionalización de la banca británica

Economía

El primer ministro británico, Gordon Brown, afirmó hoy que el plan de rescate del Gobierno para estabilizar el sistema financiero del país es "audaz" y de "amplio alcance".

El gigantesco plan para resuscitar el sistema bancario será de un monto de 50.000 millones de libras (90.000 millones de dólares, 65.000 millones de euros), que supone una nacionalización parcial del sistema financiero.

Al día siguiente de que las acciones de los principales bancos británicos se desplomaran en la bolsa de Londres, el gobierno de Gordon Brown se declaró dispuesto a recapitalizar el sistema bancario mediante la compra de acciones en los bancos que lo soliciten hasta por 50.000 millones de libras.

Ocho bancos han comprometido ya con el plan de recapitalización, lo que permitirá un aumento de su capital antes de fin de año en un total de 25.000 millones de libras.

Los bancos que han aceptado ya el plan son Abbey, que pertenece al primer banco español Santander, Barclays, HBOS -que está siendo comprado por el Lloyds TSB-, HSBC, Lloyds TSB, Nationwide Building Society, Royal Bank of Scotland y el Standard Chartered.

Además, el Gobierno está dispuesto a facilitar 25.000 millones de libras adicionales a los bancos que reúnan los requisitos necesarios para la adquisición de acciones preferentes, según el plan, que fue anunciado antes de la apertura de los mercados.

Por su parte, el Banco de Inglaterra (BoE) aportará otros 200.000 millones de libras en créditos a corto plazo para asegurar liquidez a los bancos.

El plan de rescate ha sido coordinado con el Banco de Inglaterra y el regulador de los mercados y servicios financieros (FSA), con el objetivo de devolver la confianza a los mercados, en medio del tsunami financiero que ha arrastrado a casi todo el mundo.

Este plan debe "restaurar la confianza en el sistema financiero", declaró el FSA, tras el anuncio del gobierno, que no impidió sin embargo que la bolsa de Londres cayera en la apertura un 4%.

Dejá tu comentario