Larreta prueba controles a cuarentena más libre, pero sin que bajen aún contagios

Edición Impresa Libre

El Gobierno porteño endurecerá las sanciones a automovilistas en inicio de otra fase light de aislamiento con alta ocupación de camas de terapia intensiva.

La responsabilidad social a la que apelará el Gobierno porteño para evitar un colapso en el sistema público de salud a partir de hoy ya fue puesta a prueba en la anterior etapa de apertura que concluyó, el 1 de julio pasado dando inicio a una etapa más rigurosa aunque de dudoso cumplimiento estricto.

Nada da como certeza que ahora habrá más cuidado social para, permitir una apertura comercial y de actividades recreativas en etapas y que, al mismo tiempo, no se aumenten los contagios cuando ya hay en la Ciudad más de 70% de camas de terapia intensiva ocupadas.

Ayer, Horacio Rodríguez Larreta difundió un comunicado con las medidas a tomar en control del tránsito ante las actividades que estarán habilitadas a partir de hoy.

CABA: se retendrá la licencia de los conductores que no tengan permiso para circular.

Será a partir del martes 21 de julio. En esta nueva fase los controles serán más estrictos para que sólo circulen por la Ciudad las personas que están autorizadas para hacerlo. Las medidas correrán a partir de mañana y contemplan que se “retendrá la licencia de conducir de aquellos conductores de vehículos que circulen por la Ciudad y no cuenten con el permiso correspondiente”.

El Gobierno porteño indicó que continuarán los controles a los usuarios de transporte público para garantizar que sólo viajen los trabajadores esenciales. Así se insistirá con que solamente las personas que trabajen en actividades esenciales podrán usar el transporte público.

“La responsabilidad social va a ser clave en esta nueva etapa para reducir los movimientos y disminuir la circulación del virus”, remarcó el Gobierno porteño.

En los distintos puestos de control de vehículo, los funcionarios porteños que detecten a una persona que esté circulando sin autorización o permiso correspondiente les labrarán un acta contravencional y a partir de mañana se le hará un acta de infracción, se le retendrá la licencia y se le entregará al conductor una Boleta de Citación Z por 10 días hábiles.

“Se preverá, además, la posibilidad de secuestrar el auto en caso que la persona sea encontrada nuevamente en infracción (violando las prohibiciones de circular)”, señaló el comunicado del Gobierno de la Ciudad.

Luego, para poder recuperar su licencia, el infractor deberá concurrir a la Dirección General de Infracciones (DGAI), pero recién a partir de las 72 horas de producido el hecho.

La Ciudad detalló, además, que continuará con controles en 41 accesos vehiculares (habilitados y semi habilitados); en los 26 pasos peatonales que dispuso y también habrá retenes internos en los puntos de mayor afluencia de autos. Rotativamente se controlarán estaciones de subtes, centros de trasbordo, entre otros puntos y en las 137 líneas de colectivos que circulan por la Ciudad de Buenos Aires.

Desde que comenzó el aislamiento se demoró a 35.732 personas y se detuvo a otras 2.317.

Hoy tienen permiso para abrir sus locales los llamados comercios de cercanía, excepto los de venta de ropa y calzado y las galerías barriales. Se trata de 50 a 70 mil comercios que ya habían abierto antes del 1 de julio, cuando se determinó una cuarentena más severa. Podrán ir a comprar las personas cuya terminación de DNI sea par, los días pares, o impar los días impares. Estará permitido también el streaming de música, la venta en locales de gastronomía solo con la modalidad para llevar, la actividad administrativa en instituciones educativas y la actividad de los escribanos.

Además, a partir de hoy, desde las 18 a las 10, de acuerdo también al número de DNI, está permitida la actividad física al aire libre todos los días. Y a partir de mañana, se habilita el paseo con niños en el mismo horario de 18 a 10 pero martes, jueves, sábados y domingos. Podrán ir a plazas y parques pero no estará permitido el uso de los patios de juegos ni de las postas aeróbicas.

Una fase compleja para dar a conocer cada una de sus particularidades día a día (el miércoles podrán abrir negocios de ropa y calzado) pero que comienza de manera más amplia que la anterior apertura que la Ciudad determinó en mayo pasado.

El principal desafío, ahora será imponer la responsabilidad social ante la necesidad de un amplio control de las normas en una fase sanitaria crítica, difícil de desplegar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario