Alpargatas profundiza ajuste: cierra fábricas y suma más despidos

Edición Impresa

Ayer dejó cesantes a otros 51 trabajadores de una planta textil en Catamarca. La empresa argumentó que cuenta con “una estructura fabril excesiva”.

Después de meses de especulaciones se confirmó el peor escenario sobre la operación de Alpargatas en la Argentina: la empresa de capitales brasileños cerró dos de sus plantas productivas y confirmó que despedirá a más de 450 empleados. Ayer mismo amplió la lista de cesantes, con 51 trabajadores de su fábrica de productos textiles Sumalao, en Catamarca.

La decisión se conoció días después de que se anunciara la venta del 22,5% del paquete accionario de Alpargatas en el país, como parte del proceso de transferencia de la marca Topper al empresario mormón brasileño Carlos Wizard Martins, quien pagará u$s10 millones. Aunque la operación está cerrada, todavía no se concretó. Se estima que la inyección de recursos llegará en diciembre. Sin embargo, el ingreso de dinero fresco no impidió que Alpargatas profundizara su plan de ajuste. La expectativa era que la venta parcial a Wizard Martins evitara la sangría. Pero el resultado fue el opuesto.

En 2021 Wizard Martins se quedará con el total de Topper, marca por la que desembolsará un total de u$s24 millones.

Contra lo esperado, esta operación millonaria no fue suficiente para sanear la situación financiera de la filial argentina de la empresa que tiene su base de operaciones en Brasil. Alpargatas lo hizo saber en un comunicado enviado para justificar el cierre de dos de sus establecimientos productivos. Uno es Alpagatas (ex Calzar) en La Pampa, tras 34 años de funcionar en la provincia. El otro es Catamarca Calzado. En total serán 300 afectados por los cierres de fábricas más otros 150 distribuidos en sus establecimientos en Corrientes, Catamarca y Florencio Varela.

"Desde hace tiempo la compañía atraviesa la difícil situación coyuntural del país que implica una fuerte caída en el consumo, particularmente en los negocios de calzado y textil.

Adicionalmente y más allá de la coyuntura de mercado, la empresa viene sufriendo problemas estructurales que se agravan ante la creciente competencia externa (Oriente y Brasil), como ser: elevados costos laborales, alta carga impositiva y una estructura fabril excesiva". Según remarcaron desde la empresa, todos los empleados despedidos recibirán el 100% de las indemnizaciones correspondientes.

"Durante los últimos años se implementaron distintos procesos de retiro voluntario en las fábricas y se realizaron acciones alternativas, como suspensiones y vacaciones anticipadas, pero ninguna de esas medidas de emergencia permitió revertir la situación. La decisión es parte de un proceso orientado a lograr una mayor sustentabilidad del negocio a largo plazo", agrega al respecto el comunicado emitido por la compañía.

Los resultados financieros del primer semestre tuvieron mucho que ver en esta decisión porque el grupo brasileño informó que su ganancia final alcanzó los 131,2 millones de reales, que representan una baja de 44% respecto del mismo período del año anterior. La compañía atribuyó la caída al tipo de cambio desfavorable del real frente al peso argentino.

Dejá tu comentario