Bancos preparan su fondo anticrisis

Edición Impresa

Londres - Varios bancos europeos discuten sobre la creación de un fondo de 20.000 millones de euros (u$s 25.100 millones) que podría ayudarlos en caso de nueva crisis financiera, reveló ayer el director del banco italiano Unicredit, Alessandro Profumo. En una nota publicada por el diario londinense Financial Times, adelantó que este fondo permitiría a las entidades prescindir de las ayudas gubernamentales y evitar un impuesto general exigido por algunos países, como el caso de Francia.

«Con contribuciones voluntarias de grandes bancos internacionales europeos, digamos los 20 mayores, un fondo de rescate europeo podría acumular un capital riesgo de un monto importante en unos años», explicó. Profumo adelantó que la instauración de un impuesto para el reembolso del dinero público gastado en rescatar no sería justo para los que no recibieron ayudas.

El director de Unicredit va a tratar de que los grandes bancos europeos se unan a su propuesta en las próximas semanas. Deutsche Bank y Santander ya se habrían mostrado interesados, según el Financial. El banco alemán se negó a comentar, al igual que el francés BNP Paribas, mencionado como otro de los que participaron en discusiones sobre el tema.

Una fuente bancaria dijo a la agencia Dow Jones Newswires que las entidades financieras alemanas estimaban que un fondo así constituiría «una carga suplementaria en una situación ya tensa», y se muestran reticentes. Por su parte, el comisario europeo del Mercado Interior, Michel Barnier, consideró «bastante alentadora» la iniciativa voluntaria de los grandes bancos mencionada por Profumo. «Esta idea de un fondo privado para los grandes bancos, que tienen más dimensión y riesgo que los otros, no es excluyente de un sistema más generalizado con una contribución dirigida de todas las entidades para financiar en cada país un fondo de previsión». Para la CE, ese fondo privado no puede sustituir a los fondos nacionales que tienen intención de establecer los países de la UE con lo recaudado a través de una futura tasa a la banca. En su opinión, los grandes bancos pueden «hacer más y protegerse más». En este sentido, Suecia ya creó su propio fondo con aportaciones de los bancos, y otros países como Reino Unido, Francia y Alemania estudian hacerlo próximamente.

Agencias AFP y EFE

Dejá tu comentario