Bonos argentinos suben hasta un 10%; volvió lluvia de dólares

Edición Impresa

Los bonos argentinos subieron con euforia selectiva a pesar de la fuerte reacción de los mercados del mundo ante el megaplan que lanzó la Unión Europea.

Si bien las alzas alcanzaron a todos los títulos no fue para todos con la misma intensidad y con un monto de negocios moderado, lo que indica que no había tantos jugadores en la plaza. El Mercado Abierto Electrónico (MAE) operó $ 760 millones, cuando se esperaba que moviese más de $ 1.000 millones como lo hace habitualmente. Pero hay una tradición que señala que los lunes es el día de menos operaciones de la semana, que la euforia del mundo no pudo quebrar. Hoy tal vez comience la resurrección del monto de negocios y se consolide el terreno ganado.

Lo más intenso pasó por el sector de los bonos que nacieron con el canje de la deuda que impulsó Roberto Lavagna cuando era ministro de Economía. El Discount en pesos recuperó casi el 6% y la versión en dólares con legislación en Nueva York subió el 3,20%. Pero los que sobresalieron fueron los cupones PBI con alzas del 10%. Estos derivados acumulaban en el mes caídas superiores al 17%.

Los bonos posdefault en pesos que indexan por el costo de vida tuvieron subas de distinta magnitud. El Bocon Pro 13, que fue el título más castigado por la crisis, lideró las alzas con 8,50%. Lo siguió el bocon con casi un 5%.

El sector más firme fue el de los bonos posdefault en dólares. Aquí las subas se produjeron con un fuerte monto de negocios, señal de que los inversores se sienten más cómodos en este lugar. Estos títulos fueron los únicos que mejoraron el viernes, porque un grupo de audaces apostó a que estaban en el piso. La jugada les salió bien porque en títulos como el boden 2015 la suba fue del 5,78% con negocios por $ 130 millones. El Boden 2013, en tanto, avanzó un 2,78% y el Boden 2012 lo hizo en 1,64%. La tasa de retorno de estos bonos en dólares ahora llega hasta el 13,38% como es el caso del Boden 2015. El Boden 2012 tiene una renta del 10% porque su vencimiento es más corto. De todas maneras son rendimientos atractivos si el mundo se calma. El Boden 2015 que cerró en $ 309,48 todavía está lejos de su máximo de $ 3,26 que alcanzó después de que cortó el cupón a fines de marzo.

Compras del BCRA

El dólar, en tanto, le dio un agradable trabajo al Banco Central porque tuvo que salir a comprar divisas hasta el último minuto para evitar que caiga.

En el Forex-MAE, el principal mercado mayorista donde operan los bancos, se negociaron u$s 670 millones, mientras en el MEC de los corredores de cambio se operaron u$s 200 millones.

La divisa abrió a las 10.10 a $ 3,8930 y tenía un destino de pronunciada baja porque desde el primer momento los exportadores de cereales y de petróleo fueron fuertes vendedores. La demanda quedaba reducida ante semejante oferta. Entonces salió el Banco Central a barrer las líneas del «offer» (oferta) de las pantallas, que estaban a $ 3,8940 para dar una señal de que quería el dólar más arriba. Sobre el final logró que el dólar tocará $ 3,8950 valor al que cerró y que es igual al del viernes.

Señal clara

«Yo veía al dólar muy abajo y si no hubiera sido por el Central se hubiera desbarrancado. «La señal es clara, la entidad no quiere al dólar por debajo de $ 3,8950», señaló Carlos Lizer de Puente.

La mesa del Banco Central al final del día se alzó con u$s 230 millones que elevaron sus reservas a 48.175 millones, ayudado por la suba del euro (+0,40%).

En las casas de cambio el dólar continuó a $ 3,91 y en el mercado marginal a $ 3,9150.

Hoy será una rueda importante para consolidar la suba de los bonos. No hay que olvidar que el oro tuvo una leve baja porque son muchos los que siguen refugiados allí a la espera de los resultados del megaplan. En la Argentina los precios todavía están muy retrasados si se los compara con los que tenían el día previo al anuncio oficial de la reapertura del canje de la deuda. Hay bonos que deben subir más de 20% para volver a sus valores habituales.

Dejá tu comentario