9 de septiembre 2009 - 00:00

Deja dudas plan de cine para escuelas

El ministro Alberto Sileoni, Diego Peretti, Ricardo Darín, Juan José Campanella, Ernestina Pais y Mercedes Morán, ayer durante la presentación del programa.
El ministro Alberto Sileoni, Diego Peretti, Ricardo Darín, Juan José Campanella, Ernestina Pais y Mercedes Morán, ayer durante la presentación del programa.
En una reunión que aglutinó a actores, funcionarios de Educación y empresarios de las industrias del cine y del video, se presentó ayer en el Cinemark Palermo el programa oficial «Los secundarios van al cine a mitad de precio», mediante el cual los estudiantes de cuarto y quinto año de todo el país podrán concurrir al cine a mitad de precio, del mismo modo que alquilar dos DVD al precio de uno.

La iniciativa, originada en la dirección del Programa Escuela y Medios del Ministerio de Educación, tiene un origen azaroso y un futuro incierto. El plan, que refrendaron entidades como la CAEM (Cámara de Empresarios de Multipantallas), CAVIC (Cámara de Videoclubes), UAV (Unión Argentina del Video), el INCAA y Filmsuez, pero que excluyó al importante sector de la distribución, se aplicará de forma piloto, por dos semanas, a partir del próximo 28 de setiembre.

Según Roxana Morduchowicz, directora del programa, esta iniciativa nació a raíz de uno de los tantos reclamos que hacen los exhibidores de cine ante el ministerio para que los ayude a protegerse de la piratería. Uno de ellos, contó Morduchowicz, llegó a exponer que «en el país había una gran cantidad de chicos que, por culpa de los videos truchos, no habían pisado un cine en toda su vida». Así, entonces, surgió el plan: estimular a esos mismos adolescentes a que vayan a las salas a mitad de precio.

Curiosamente, las empresas distribuidoras no fueron convocadas a participar en su diseño pese a que, al igual que los exhibidores, deberán costearlo proporcionalmente. Durante la reunión se explicó que aquella distribuidora que no quiera participar no será obligada a hacerlo, lo cual debilita la eficacia del programa. En aquellos casos, se dijo, los estudiantes que concurran a ver un título cuya distribuidora no acepte practicar el descuento serán invitados a escoger otra película (las salas multipantallas facilitan eso también). Para gozar del beneficio habrá que llevar los cupones que las escuelas secundarias repartirán desde el 28 de setiembre en los colegios.

Animado el acto por Ernestina Pais, el ministro de Educación, Alberto Sileoni, al igual que varios de los actores allí presentes (Ricardo Darín, Mercedes Morán, Diego Peretti y el cineasta Juan José Campanella), dedicaron sus discursos a evocar los viejos y desaparecidos cines de barrio. El ministro lo hizo con el Rivera Indarte de Flores y las películas de Isabel Sarli (que no gozaron nunca de estos programas de promoción estudiantil). Peretti, en la misma línea, recordó el York de Olivos y el Pablito Podestá, otras dos salas legendarias en las que los chicos podían «colarse» a ver las películas prohibidas para menores.

Dejá tu comentario