10 de octubre 2012 - 00:35

Envía Bonfatti Presupuesto, con inflación del 16%

Antonio Bonfatti
Antonio Bonfatti
El gobernador de Santa Fe, el socialista Antonio Bonfatti, enviará esta semana -podría ser hoy- a la Legislatura el proyecto de Presupuesto 2013, que -anticipó- será «equilibrado» y contendrá «una inflación superior a la que plantea Nación».

El avance se da en medio del tratamiento en el Congreso del proyecto de Presupuesto nacional remitido por el ministro Hernán Lorenzino, que recibiría hoy media sanción en la Cámara baja.

Bonfatti también ratificó que se reeditará en esta oportunidad la estrategia de apelar a una pauta salarial cero.

Escenario

«Nunca se contemplan los incrementos salariales; enviamos el Presupuesto en septiembre y la discusión salarial se da en febrero», justificó respecto de una opción que es en rigor elegida por buena parte de los mandatarios.

Días atrás, el titular de Economía, Angel Sciara, había adelantado que la iniciativa incluye una pauta de inflación del 16%, superior a la del plan de gastos nacional, del 10,8%.

«La diferencia es que proyectamos el nivel implícito de precios, que es abarcativo de toda la economía, mientras que Nación lo hace con base en el Índice de Precios al Consumidor del INDEC, que es una canasta de consumo», sostuvo.

La remisión del estratégico plan de gastos se concreta a destiempo, ya que el plazo legal expiró el pasado 30 de septiembre. A la hora de las justificaciones, los técnicos dejaron entrever la demora en oficializarse las pautas macroeconómicas nacionales y la necesidad de readecuar la letra chica ante el nuevo escenario surgido de la reciente sanción de la reforma impositiva, que contempla subas en distintos tributos.

Senda

De esta manera, Bonfatti se suma al lote de mandatarios que ya enviaron los proyectos de Presupuesto para el año entrante a la Legislatura.

Por esa senda ya transitaron el bonaerense Daniel Scioli, el chaqueño Jorge Capitanich, la fueguina Fabiana Ríos, el misionero Maurice Closs y el sanluiseño Claudio Poggi.

Closs y Poggi fueron pioneros en materia del envío al Parlamento, e incluso el proyecto de San Luis ya recibió media sanción en Diputados a principios de mes y es inminente su conversión en ley.

Scioli, por su parte, hizo lo propio el pasado miércoles con el proyecto de Presupuesto provincial 2013 y su ley impositiva, que contempla un ramillete de subas en Ingresos Brutos, Sellos e Impuesto Inmobiliario, entre otros puntos.

El proyecto contempla una pauta anual de gasto de $ 139.000 millones -un 22% superior a lo previsto para este año-, además de un déficit primario del orden de los $ 3.500 millones y una necesidad de financiamiento de $ 13.000 millones. El plan de Scioli es lograr un superávit operativo de unos $ 500 millones. En el caso de Chaco, determina gastos por $ 14.827 millones e ingresos por $ 15.628 millones, con un superávit fiscal de más de $ 800 millones. También están presupuestados $ 2.179 millones para obra pública, incluidas 5 mil viviendas.

Dejá tu comentario