11 de marzo 2011 - 00:00

España admite que recibe ola de turistas “prestados”

Tenerife, isla española en el continente africano, ha aumentado el flujo de turistas que escapan de los países en conflicto.
Tenerife, isla española en el continente africano, ha aumentado el flujo de turistas que escapan de los países en conflicto.
Mientras varios operadores de turismo rematan a muy bajo costo paquetes a Egipto y a Túnez con el objetivo de recuperar de a poco esos mercados, las cifras oficiales hasta el momento son contundentes: España recibió 2,66 millones de turistas extranjeros en enero, un 4,7% más que el mismo mes del año anterior y el primer incremento en 18 meses. Los especialistas coinciden que es la gran beneficiada por los conflictos en Egipto y Túnez (Grecia, en menor medida).

Pero en España son cautos y prefieren hablar de turistas «prestados». Al menos así lo comunicó Álvaro Blanco, director general de Turespaña, la agencia pública española de promoción del turismo.

Es sabido que España viene luchando hace años por competir con destinos de playa a orillas del mar Rojo, en Egipto, y en la costa tunecina, más baratos y a una distancia similar de mercados clave como Alemania y Reino Unido. Y desde los levantamientos populares en varios países árabes, que empezaron en Túnez en enero, España tiene su gran oportunidad. Los turistas han cambiado sus planes de viaje, lo que ha beneficiado especialmente a las islas Canarias, situadas en el océano Atlántico, frente a la costa sur de Marruecos.

Canarias es la región con un mayor aumento total, de 70.000 turistas (8,8% y un total de 866.476), y la Comunidad Valenciana (este), la primera en crecimiento porcentual (20%, 43.000 turistas más y un total de 258.000).

«Nos ha beneficiado de alguna forma la crisis de Egipto y Túnez porque ha desviado turistas de estos países hasta Canarias, fundamentalmente», declaró al respecto el ministro de Turismo de España, Miguel Sebastián. «En cualquier caso ése no debe ser el objetivo de nuestra política. Nuestra política es de largo plazo: mejorar la promoción en el exterior y que España sea más conocida sobre todo en aquellos países emisores de turistas que son el futuro, como pueden ser Rusia, China, la India, de donde todavía recibimos pocos visitantes», expuso.

Los operadores de viajes estiman en hasta 300.000 los turistas que podrían llegar a Canarias hasta finales de abril, según el Gobierno regional de las islas. En otras regiones también están notando un aumento de las llegadas, sobre todo en las islas Baleares, en el Mediterráneo, con gran número de hoteles del tipo «todo incluido», al igual que en Túnez y Egipto.

Sin embargo, según Álvaro Blanco, quienes viajan ahora al país son «prestados» de Egipto y Túnez, y España necesita trabajar para mantener el negocio en el futuro. «Son turistas que a lo mejor no habrían optado por España si no se hubieran visto obligados a modificar su viaje a consecuencia de una crisis en dos países concretos, a los que podemos convencer de que España es un destino próximo y seguro», explicó.

Pero algunos hoteleros tienen razones para estar preocupados. «Las revueltas en el mundo árabe han hecho subir los precios del petróleo y esto podría notarse en los pasajes de avión en el futuro», según el portavoz de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca, Juan Antonio Fuster. «El mundo tiene una economía tan interligada que la inesta-bilidad en el Mediterráneo puede tener consecuencias económicas negativas que influyan en las empresas de turismo españolas», agregó.

Efecto negativo

Las agencias de viajes españolas también han advertido que Túnez y Egipto bajarán los precios en sus hoteles y servicios en el corto plazo, lo que repercutirá negativamente en el sector español, el cual verá descender considerablemente el número de turistas que llegan a ese país.

Así lo han señalado tanto la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes (FEAAV) como la Asociación Empresarial de Agencias de Viajes Españolas (AEDAVE).

Por ahora, Egipto y Túnez no parecen recuperar el terreno perdido, a pesar de los esfuerzos de las agencias y operadores que trabajan con esos destinos. Algunos, inclusive, hablan de regalar los servicios hoteleros en Egipto. Sólo cobrarán el avión y los traslados.

Dejá tu comentario