Gremios y artistas salen en apoyo del juez Garzón

Edición Impresa

• PROTAGONIZARON UN ACTO EN MADRID.
• EL GOBIERNO, EN POSICIÓN INCÓMODA

Madrid - Las dos centrales sindicales españolas, artistas, académicos, políticos e intelectuales encabezaron ayer un acto en Madrid en apoyo al juez Baltasar Garzón, sometido a un proceso ante el Tribunal Supremo (TS) por haber investigado crímenes de lesa humanidad cometidos durante el franquismo.

«Exigimos al Tribunal Supremo que termine de manera inmediata la persecución injusta contra el juez Garzón», reclamaron la Unión General de Trabajadores (UGT, de origen socialista) y Comisiones Obreras (de origen comunista), en un manifiesto leído en un auditorio de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Entre cientos de personas, estaban presentes los actores Pilar Bardem, José Sacristán y el director de cine Pedro Almodóvar. Dieron el presente los dirigentes de Izquierda Unida Cayo Lara y Gaspar Llamazares.

El juicio, que podría derivar en 20 años de inhabilitación para el magistrado, encendió aún más el debate entre oficialismo y oposición en España desde que se confirmó el proceso el pasado 7 de abril. Mientras el presidente del Gobierno socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, quien semanas atrás elogiara a Garzón, pidió ayer «respeto» por la actuación del TS, el opositor Partido Popular calificó la convocatoria de ayer como «un atentado contra la democracia».

«Estamos aquí para impedir que se cometa el atropello impropio de un Estado de derecho», dijo el ex fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo, provocando el aplauso de las miles de personas congregadas en el salón de actos de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

Más tarde, el Consejo General del Poder Judicial expresó su «preocupación y tristeza» por las declaraciones. «El descrédito hacia el propio Estado de derecho que producen manifestaciones como las anteriormente referidas no resulta tolerable», señaló en un comunicado el órgano de defensa de los jueces, cuya jefatura está a cargo del propio titular del TS, Carlos Dívar.

Aplausos recibieron también la representación de las Abuelas de Plaza de Mayo de la Argentina y el ex presidente de la Generalitat de Cataluña Pasqual Maragall, quienes se solidarizaron con Garzón, considerado por muchos un símbolo de la lucha de los principios de la justicia universal.

«La justicia universal que promovió para que realmente se implantara en todo el mundo dio resultado en la Argentina», dijo la Abuela «Sacha» (Matilde Artés), sentada junto a su nieta Carla Artés, quien fue desaparecida cuando era bebé y luego fue recuperada.

Los participantes en el acto consideraron que el magistrado es víctima de una campaña de desprestigio de los herederos del régimen franquista (1939-1975), tras la querella interpuesta por el sindicato ultraderechista Manos Limpias, a la que se adhirieron la organización Libertad e Identidad, y Falange Española. En cambio, los querellantes acusan al juez de indagar sobre fusilamientos, fosas comunes, robos de identidad de niños y desapariciones a sabiendas de que no era competente para instruir las causas y de que la Ley de Amnistía de 1977 impide, a su juicio, investigar aquellos hechos.

«¿Cómo es posible que un juez español pueda investigar con los argumentos de la justicia universal la dictadura chilena y argentina, o de otros países, con gran aplauso y reconocimiento nacional e internacional, pero no pueda intentarlo con las mismas armas jurídicas en relación con la dictadura franquista?», se preguntó Cándido Méndez, secretario general de UGT. Zapatero, de visita oficial en Washington para asistir a la Cumbre sobre Seguridad Nuclear, declaró: «La libertad para expresar ideas debe ir acompañada del respeto al Tribunal Supremo». En cambio, María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, afirmó: «Creo que (el acto) es un atentado clarísimo contra la democracia, contra el Estado de derecho y hacen muy poco favor a la democracia y a la independencia del Poder Judicial los sindicatos con este tipo de actuaciones».

Los partidarios de Garzón convocaron a una concentración para hoy por la tarde ante la Audiencia Nacional, próxima a la sede del PP.

Agencias AFP, Reuters y DPA

Dejá tu comentario